Las cartas de Francisco Ayala sobre

Bryn Mawr

Bryn Mawr College (Pensilvania).

Francisco Ayala fue profesor de esta universidad para mujeres, fundada en 1885, entre 1959 y 1962. Fue fundamental para ello la mediación de José María Ferrater Mora, quien enseñó allí durante la mayor parte de su carrera.

cartas 1 al 5 de 42
FECHA
01/05/1952
REMITENTE
Francisco Ayala
DESTINATARIOS/AS
José M.ª Ferrater Mora
DESTINO
Bryn Mawr College
ORIGEN
Universidad de Puerto Rico
FICHA DESCRIPTIVA

[Carta mecanografiada con correcciones a mano, firma autógrafa y membrete:] UNIVERSIDAD DE PUERTO RICO / RÍO PIEDRAS, PUERTO RICO / FACULTAD DE ESTUDIOS GENERALES

DEPÓSITO DEL ORIGINAL
Fondo “Epistolario del Legado Ferrater Mora”. Universitat de Girona. Cátedra Ferrater Mora de Pensamiento Contemporáneo

Carta de Francisco Ayala a José M.ª Ferrater Mora (01/05/1952)

1ro. de mayo de 1952

Sr. José Ferrater Mora

Bryn Mawr College

Cartref

Bryn Mawr, Pa.

Mi querido Ferrater:

Yo también tenía muchos deseos de noticias directas suyas, aunque indirectamente me han llegado algunas de vez en cuando. Al recibir su trabajo sobre “Suárez” y sus afectuosas palabras, me siento inmediatamente movido a reanudar nuestra correspondencia, y comienzo por remitirle a usted un librito que acaban de publicarme en México, compuesto por varios ensayos y artículos que usted ya conoce; pero, entre ellos, un apunte precisamente sobre “Suárez”, bastante superficial, como usted verá, pero dirigido al problema de la teoría del Estado.

Durante este año que, como usted recuerda, llevamos sin comunicarnos, hice el viaje a Europa del que hubimos de hablar a mi paso por Bryn Mawr. Estuvimos, en suma, tres meses, distribuyendo ese tiempo entre Francia, Suiza e Italia. Para qué voy a intentar decirle en dos palabras el gusto y provecho que este viaje nos ocasionó a los tres; puede imaginárselo juzgando por su propia experiencia. A final del año estuve en México, donde pasé un mes, esta vez yo solo; el propósito era conocer ese país, y el pretexto, lo fué dar unas conferencias en los cursos de invierno, en las que ofrecí un anticipo (que naturalmente nadie o casi nadie entendió) de un trabajo que me propongo llevar a la larga, en un sentido que puede aproximarlo a la idea de una antropología filosófica. Cuando haya una ocasión de que nos veamos, le explicaré con algún detenimiento cuáles son sus líneas capitales.

Entre tanto, aquí continúo las tareas poco amenas de este curso; pero bien y contento, ya que me encuentro muy cómodo y a gusto en este país. Si se añade que en el curso próximo mi hija irá a estudiar arquitectura en la Universidad de Columbia, y que la acompañará Nina durante ese tiempo, o al menos durante las primeras etapas, ya tiene usted nuestras mas importantes novedades del pasado inmediato y del futuro previsible.

Ahora espero que usted me escriba una carta contándome las suyas, y sobre todo hablando con algún detenimiento del curso de sus trabajos y de sus propósitos.

Nina y la niña me encargan sus saludos cordiales para ustedes. Nos imaginamos a Jaimito con año y medio más, transformado el estilo de sus diabluras.

Y reciba un fuerte abrazo de su amigo,

Francisco Ayala.-

Francisco Ayala


FECHA
19/01/1957
REMITENTE
Francisco Ayala
DESTINATARIOS/AS
José M.ª Ferrater Mora
DESTINO
S.l.
ORIGEN
París
FICHA DESCRIPTIVA

[Carta mecanografiada con firma autógrafa]

DEPÓSITO DEL ORIGINAL
Fondo “Epistolario del Legado Ferrater Mora”. Universitat de Girona. Cátedra Ferrater Mora de Pensamiento Contemporáneo

Carta de Francisco Ayala a José M.ª Ferrater Mora (19/01/1957)

París, 19 de enero de 1957.

Querido Ferrater:

Hombre de palabra, pocos dias después de recibida tu carta, vuelvo a escribirte, quizás porque en los meses venideros preveo que nuestra comunicación no será fácil. En efecto, lejos de proponernos visitarte en Bryn Mawr (y eso antes de junio), estamos tramando ir a ver que ‘se’ pasa en el oriente, ya que esto está bastante decaidillo desde todos los puntos de vista, y ya nos vamos hartando de la rutina parisien, que es de igual calidad que cualquier otra rutina.

La estada en París me ha servido, 1º para descansar de las duras jornadas que como chofer he tenido que cumplir antes; 2º para pasar la gripe correspondiente a este invierno; 3º para convencerme de que, como decía de Buenos Aires un anciano dramaturgo español cuyo nombre no puede pronunciarse sin riesgo, y menos escribirse: “esta ciudad tiene cada vez peores condiciones acústicas”; y 4º para borronear algo sobre esa novela, cuya celebridad amenaza adelantarse demasiado a su redacción, y en la que he avanzado poco, aunque algo. De todas maneras, no hay amenaza inminente de publicación.

Como veo que por tu parte, en cambio, estás lejos de seguir tan admirable pauta de parvedad literaria, y como sé que soy uno de los cuatro o cinco amigos que, leyendo tus obras, justifican el trabajo que te tomas en escribirlas, voy a darte la dirección de Nina, hija, en Nueva York, para que hagas el favor de enviarme allí un ejemplar de cada cosa, con sentida dedicatoria, pues antes de reintegrarme en agosto a Puerto Rico he de pasar por la Gran Urbe. Anota esa dirección, donde es más seguro que yo reciba cualquier cosa que en mi oficina de Puerto Rico, llamada por mal nombre Puerto de Arrebatacapas en cuanto a libros y demás se refiere, –pues somos demasiado cultos–. Los temas que te ocupan me han despertado el apetito de lectura, pero un apetito específico, que no podría satisfacerse con sucedáneos.

En fin, recibid nuestros cariñosos saludos, y un fuerte abrazo de

Francisco Ayala.-

420 E.  64th St. (Apt.E 3J) NEW YORK, 21N.Y.


FECHA
23/12/1957
REMITENTE
Francisco Ayala
DESTINATARIOS/AS
Vicente Llorens
DESTINO
Valencia
ORIGEN
64 College Road, Princeton, New Jersey
FICHA DESCRIPTIVA

[Carta mecanografiada con firma autógrafa y con membrete:] PRINCETON UNIVERSITY / PRINCETON, NEW JERSEY / Department of Modern Languages and Literatures

DEPÓSITO DEL ORIGINAL
Biblioteca Valenciana Nicolau Primitiu. Archivo Vicente Llorens

Carta de Francisco Ayala a Vicente Llorens (23/12/1957)

23 de diciembre de 1957.

Querido Vicente: Por fín! llegó carta tuya. Sabía, por noticias indirectas, que andabas por Francia, por Inglaterra, y que arrastrabas por esas antiguas e ilustres tierras un soberbio catarro, el cual, por lo que ahora me dices, te está durando más que un traje de pana; pero como nadie tenía otra dirección para escribirte que esta misma de Valencia, me aguanté las ganas de hacerlo hasta saberte de regreso. Y ahora lo hago a vuelta de correo.

Empezaré por nosotros. Lo hemos pasado y estamos pasando muy bien, y desde luego el haber podido disponer de tu casa ha sido estupendo. Incidentalmente, contesto a tu pregunta; todos los fines de mes ingreso en tu cuenta del banco $100, y desde luego no pago el alquiler a la universidad. Además, todas las cuentas que vienen, agua, electricidad, teléfono, etc., las pago, como es lógico. No sé si alguna se habrá escapado, y te la habrán pasado a tí; pero esto ya lo arreglaríamos a tu regreso, de lo cual tendremos tiempo, dado que piensas llegar del 24 al 26. Así podremos charlas despacio, ya que no pudimos hacerlo antes de tu partida. Te imaginarás cuanto deseo tengo de conocer los resultados de tu investigación, y tanto más después de que me anuncias lo interesantes que han sido. En fin, de eso y de otras muchas cosas, hablaremos con calma, pues yo pienso estar en Estados Unidos hasta el primero o primeros dias de febrero. Una de las razones es que Nina, nuestra hija, ha decidido casarse, y están para fijar la fecha, que será en los meses próximos; lo cual ha robustecido mi deseo de encontrar un puesto permanente no demasiado lejos de Nueva York; y dado que aquí, en Princeton, no ha [sic] posibilidad, tengo hechas unas cuantas gestiones, de las que acaso cuaje una en Rutgers, que no estaría mal. De todos modos, he pedido a Puerto Rico ampliación de la licencia sin sueldo hasta principio del año académico próximo, pues en este tiempo, y acomodándome en nuestros planes a las conveniencias matrimoniales de nuestra hija, haré algún viaje a Hispanoámerica, y con eso me daré un plazo para ver si consigo no regresar a Puerto Rico. Por cierto, ayer estuvimos con los Granell (él ha venido a psar [sic] sus vacaciones en Nueva York) y nos contó cómo siguen las cosas por allá. Aunque no lo creas, todo sigue en iguales términos, aunque la impresión es que a Benítez ya no hay quien lo desaloje de la rectoría, tal cual yo siempre he pensado. Pero esa es una historia demasiado aburrida para dedicarle ni una linea más.

Mrs. Dorman hace ya un montón de dias que no aparece, a raiz de uno de nuestros weekends en Nueva York. Se llevó el gato, para traerlo como solía el martes siguiente, y pidió prestados $10. Desde entonces no ha vuelto, a lo mejor por estar enferma, a lo mejor por no poder pagarlos, pues los pobres tienen con frecuencia un pudor del que carecen los ricos. Nosotros no la hemos buscado, por que no piense que se trata de eso, y además porque Edmund, que es quien sabe donde vive, se ha mudado a Princeton, y además anda el pobre demasiado ocupado y preocupado con el mal estado de salud de su mujer, que tuvo, como sabrás, una crisis nerviosa y tuvieron que llevarla a un sanatorio.

Esa es, casi, la única novedad por aquí, y como puedes ver, bastante penosa; aunque yo creo que la cosa no es grave.

De otras cosas, tan sólo que a Claudio le ofrecieron un puesto en Bryn Mawr, y al decirlo aquí se han apresurado a ofrecerle el ascenso para que se quede; y no sé, y creo que él mismo no sabe, a la fecha, lo que en definitiva hará.

Bueno, para qué prolongar más esta carta, si dentro de unas pocas semanas vamos a poder charlar largo y tendido.

Nina te envía sus cariñosos saludos, y yo un abrazo. Tuyo

Ayala.-


FECHA
18/08/1958
REMITENTE
Francisco Ayala
DESTINATARIOS/AS
José M.ª Ferrater Mora
DESTINO
S.l.
ORIGEN
Nueva York
FICHA DESCRIPTIVA

[Carta mecanografiada con firma autógrafa]

DEPÓSITO DEL ORIGINAL
Fondo “Epistolario del Legado Ferrater Mora”. Universitat de Girona. Cátedra Ferrater Mora de Pensamiento Contemporáneo

Carta de Francisco Ayala a José M.ª Ferrater Mora (18/08/1958)

Nueva York 18 de agosto de 1958.

Querido Ferrater:

Ya veo, ya veo la buena, activa y nutritiva vida (nutritiva para el cuerpo y, sobre todo, para el espíritu) que os habeis proporcionado, mientras nosotros, sedentarios, aumentábamos las capacidades idiomáticas de este segundo Imperio romano y nos conformábamos con las insípidas vituallas del college, sólo compensadas, ay, con los placeres visuales que el paisaje proporciona. En fin, aquí estamos de nuevo, y dentro de pocos dias en New Brunswick, muy dispuestos a hacer efectivos los frecuentes encuentros que en el año próximo inmortalizarán a los estados vecinos de Philadelphia (metí la pata: Pennsylvania) y New Jersey.

Durante esa temporadita frecuenté, aparte otros menos transitables, al joven Marichal, cuya bondad es tan exagerada como sus entusiasmos, y quizás tienen igual raíz; así como a su sucesor en Bryn Mawr, González Muela, que me resultó persona muy agradable, sensata y discreta.

La noticia de que un ejemplar de tu Diccionario está destinado a este humilde admirador, me ha alegrado mucho. Por cierto que, en el breve rato de nuestro encuentro último, no me acordé de contarte una divertida historia de plagio frustrado en Buenos Aires, del que ibas a ser víctima, y que tuvo cola judicial. Te la contaré cuando nos veamos, si me lo recuerdas y para entonces no se han desvanecido los detalles en mi flaca memoria.

Aun no tenemos casa en New Brunswick, ni menos, claro está, número de teléfono. La dirección es (apunta): Rutgers University, Romance Languages, 66 College Ave. Para cuando regreseis, ya habrán comenzado las clases de este pobre esclavo; pero avísame, porque a lo mejor puedo ir a la estación para agitar mi pañuelo al paso de vuestro tren.

Y entre trantro [sic], abrazos, saludos

Ayala.-


FECHA
06/12/1958
REMITENTE
Francisco Ayala
DESTINATARIOS/AS
Vicente Llorens
DESTINO
S.l.
ORIGEN
Rutgers University
FICHA DESCRIPTIVA

[Carta mecanografiada con firma autógrafa y con membrete:] RUTGERS UNIVERSITY / The State University of New Jersey / INTERDEPARTMENT COMMUNICATION

DEPÓSITO DEL ORIGINAL
Biblioteca Valenciana Nicolau Primitiu. Archivo Vicente Llorens

Carta de Francisco Ayala a Vicente Llorens (06/12/1958)

6 de diciembre de 1958.

Querido Vicente:

Próximas las consabidas navidades y, por lo tanto, también tu regreso a España, si es que no estás ya en ella, ahí te dirijo unas lineas, con las pocas noticias de nuestra vida y parvos milagros.

En lo personal: la cuestión de J. Hopkins sigue en veremos, con todos los tramites, consultas, deliberaciones y tribulaciones del caso. Según parece vacilan entre la candidatura de Anderson Imbert y la mia. Hasta el momento no ha habido sino palabras amables, nada de ofrecimiento concreto. Entre tanto, el amigo Ferrater me trae el ofrecimiento de Bryn Mawr: hasta el momento, no sé tampoco si las condiciones que me proponen son ventajosas respecto a las que va a ofrecerme Rutgers. Todo ello habrá de decidirse en las semanas próximas, supongo. Veremos, dijo el ciego.

Otra cosa: la Princeton University Press, o sea el Sr. Bailey Jr., me escribió lamentando no haberme conocido durante mi estada ahí, y proponiendome una biografía intelectual de Ortega –eso, a base de una reseña que hice en la American Sociological Review sobre una traducción inglesa de El hombre y la gente. Hemos entrado en negociaciones, y puede ser que eso resulte, pues la idea me parece estimulante.

Y eso es todo, pues no tenemos contratiempos de salud de que quejarnos, ni nos ha tocado la lotería, ni se ha producido ningún evento memorable en nuestra gris existencia. Por ende, queda clausurada la sección de acontecimientos personales, y pasamos a la esfera de los públicos, nacionales e internacionales. El más destacado de todos, durante la última temporada, es que a Jaime Benitez lo nombró CIUDADANO DEL AÑO el Instituto neoyorkino de Cultura Puertorriqueña (si es que así se llama la Institución); con oportunidad de lo cual tuvimos al matrimonio en esta gran urbe durante quince ajetreados dias, y disfrutamos de una fiesta con discursos abundantes y floridos, plus canciones por varios artistas del ambiente. Et c’est tout.

Termino, dándote la dirección y teléfono nuestro en Nueva York (no recuerdo si ya te los di en carta anterior), de modo que, si no escribes antes, como espero y deseo, al menos telefonees no bien tu planta huelle esta tierra de libertad y perros calientes.

Saludos, y un gran abrazo de

Ayala.-

54W., 16th Street, Apt. 4F (Tel. WA9-3193)