Las cartas de Francisco Ayala sobre

Ferrater Mora

José María Ferrater Mora. Barcelona, 1912-1991.

Autor del Diccionario de Filosofía que Ayala consideraba en sus memorias “el mejor de cuantos existen hoy en cualquier idioma”, dejó una extensa obra filosófica y literaria.


Ayala y Ferrater se conocieron personalmente en Buenos Aires, cuando la correspondencia entre ambos ya había comenzado. Ferrater desarrolló una larga labor de docencia e investigación en el Bryn Mawr College de Pensilvania, a cuya plantilla consiguió incorporar de forma permanente a Francisco Ayala en 1959.

cartas 1 al 5 de 17
FECHA
10/06/1946
REMITENTE
Francisco Ayala
DESTINATARIOS/AS
Fidelino de Figueiredo
DESTINO
Sao Paulo
ORIGEN
Buenos Aires
FICHA DESCRIPTIVA

[Carta mecanografiada con firma autógrafa]

DEPÓSITO DEL ORIGINAL
Letters to Fidelino de Figueiredo (Collection 2034). Library Special Collections, Charles E. Young Research Library, UCLA.

Carta de Francisco Ayala a Fidelino de Figueiredo (10/06/1946)

Buenos Aires, 10 de junio de 1946.

Sr. Prof. D. Fidelino de Figueiredo.

SAN PABLO.

Mi querido amigo:

He leido con mucho placer sus artículos sobre el Miedo de la Historia, cuyo envio le agradezco cordialmente. En ese placer hay, sin duda, como suele ocurrir, un ingrediente subjetivo que matiza la apreciación objetiva muy decisivamente: el de la coincidencia con las ideas ahí expuestas. Me parece un trabajo espléndido, y me he sentido entusiasmado tanto por su claridad como por su valentía. ¿No piensa usted darle mayor difusión? Se me ocurre que encajaría bien en esos Cuadernos del Colegio de México que han publicado ya números sobre temas parejos a ese. No sé si continúan apareciendo, pero dentro de algunas semanas estará aquí Cosío Villegas y, si usted me autoriza, le hablaré de ello y le entregaré para que los examine los recortes que usted me envió. Creo que, completado el trabajo, podía componer un librillo de enorme interés.

Lo de Ortega es lamentable. ¡Qué lástima! Además de todo, su íntima desazón le hace estar desagradable con la gente que, por razón natural, tiene que serle más próxima. Lo de Ferrater es solo un episodio. Su estada en Buenos Aires registra muchos otros, semejantes.

He sabido que el pobre Antonio Espina pudo escapar de España y se encuentra en París. Estoy esperando carta suya. Veremos qué cuenta, y qué se propone hacer.

Estoy proyectando con otros amigos una revista que aspiramos a que sea de gran tono. Desde luego, contamos con usted. Cuando el proyecto haya alcanzado mayor madurez –creo que será en breve– volveré a escribirle especialmente sobre el asunto.

Reciba entre tanto un abrazo cordial de su buen amigo

Francisco Ayala.-


FECHA
13/10/1950
REMITENTE
Francisco Ayala
DESTINATARIOS/AS
Pedro Salinas
DESTINO
S.l.
ORIGEN
S.l.
FICHA DESCRIPTIVA

[Carta mecanografiada con firma autógrafa y con membrete:] FRANCISCO AYALA

DEPÓSITO DEL ORIGINAL
Houghton Library. Harvard University

Carta de Francisco Ayala a Pedro Salinas (13/10/1950)

13 de octubre de 1950.

Mi querido Pedro Salinas:

Mil gracias por su carta; la perspectiva de encontrarme con usted me tiene encandilado desde ahora.

Hoy mismo escribo a Camila Henríquez Ureña, con quien hace pocos meses me encontré en Cuba, y a la Sra. Ruiz de Conde, a quien no conozco. Me conocerá ella a mí? Si usted le pusiera dos lineas, se lo agradecería. También escribí a Onís, a Ferrater y a Alonso. Veremos si de todo ello sale algo “positivo”.

También he escrito a un antiguo discípulo mío que vive en Nueva York comisionándolo para que hable en el hotel indicado por usted, pues el deficit previsible debe reducirse tanto por el camino de la adquisición como por el del ahorro.

Hablé enseguida con Sebastián sobre el deseo de Cernuda y de usted. Por supuesto, que me ha alegrado mucho la perspectiva de tener aquí al viejo amigo durante una temporada. Me dice Sebastián que sí, desde luego; que puede pensarse en seis semanas, pero conviene hacerlo como curso de verano... Uste [sic] ya conoce eso. La cantidad que pagan permite vivir tres meses, y si desea estar todo ese tiempo puede prolongar su estada, o anticiparla.

Hasta pronto. Cualquier novedad que se le ocurra o surja en el interin, no deje de comunicármela.

Cordialmente le abraza

Francisco Ayala.-


FECHA
24/10/1953
REMITENTE
Francisco Ayala
DESTINATARIOS/AS
Guillermo de Torre
DESTINO
Juncal 1283, 7º D. Buenos Aires
ORIGEN
615-17w. 113th Street, Apt. 75. New York
FICHA DESCRIPTIVA

[Carta manuscrita con membrete:] UNITED NATIONS / NATIONS UNIES

DEPÓSITO DEL ORIGINAL
Biblioteca Nacional de España. Mss/22819/6

Carta de Francisco Ayala a Guillermo de Torre (24/10/1953)

24 oct. 1953.

Querido Guillermo:

Contesto a tu carta, después de haber visto, gracias a Dios, el número 3 de La Torre, pero con el disgusto de una macana que han hecho con las separatas. Me dice, en efecto, Ferrater Mora que a él le han mandado las tuyas encuadernadas bajo la cubierta correspondiente a su artículo; y es de suponer que tú recibirás, bajo la cubierta del tuyo, el texto de él. He escrito a la imprenta en demanda de arreglo, y cuando me contesten volveré a escribirte sobre el asunto.

Me alegro mucho de saber que vas a comentar algo de mi artículo y, sobre todo, que haya sido de tu agrado. El artículo de D. Macdonald aun no lo he visto: trato de conseguirlo, pero aquí es tan dificil como en cualquier parte dar con las revistas que uno desea.

Mándame, si lo tienes a mano, el recorte de esa sandez catalana a que te refieres como respuesta a Aranguren, pues tampoco lo he visto.

Y cuéntame cosas de ahí, y de todos, pues tengo avidez de noticias.

Abrazos muy cordiales de

Francisco Ayala.-


FECHA
23/04/1958
REMITENTE
Francisco Ayala
DESTINATARIOS/AS
Vicente Llorens
DESTINO
S.l.
ORIGEN
Buenos Aires
FICHA DESCRIPTIVA

[Carta mecanografiada con firma autógrafa]

DEPÓSITO DEL ORIGINAL
Biblioteca Valenciana Nicolau Primitiu. Archivo Vicente Llorens

Carta de Francisco Ayala a Vicente Llorens (23/04/1958)

Buenos Aires, 23 de abril de 1958.

Querido Vicente:

En medio del barullo de invitaciones, visitas, gestiones, discusiones y charlas, que son los amenidades que asaltan al visitante cuandoregresa [sic] tras larga ausencia, y más en este pais, que sigue siendo el único de los que hablan español con una cierta sensibilidad para las cosas en que perdemos el tiempo los llamados intelectuales, busco un ratito para ponerte estas lineas con una finalidad concreta. Resulta que están organizando o reorganizando las universidades del interior de la República, con gran dificultad en cuanto a recluta del profesorado, pues todo el mundo quiera [sic] estar en Buenos Aires, la reina del Plata; y es el caso que pagan bien. Se trata de que me han pedido nombre de posibles candidatos; y en seguida me he acordado de aquel amigo de don Américo que tanto deseaba salir de España, y en cuyo favor hice yo una gestión recomendándolo para Puerto Rico, sin saber hasta hoy el éxito. Él, y cualquier otro posible interesado, de cualquier especialidad, podría hallar fácil acomodo. Te lo digo, por que [sic] es una oportunidad de hacer ese servicio a gente que acaso lo necesita, dadas las condiciones de España. Imagínate que el ex Rector de Salamanca, Tovar, está en la Universidad de Tucumán, paraje hermoso, que yo conozco, pero tan distante de la Capital, y del resto del mundo... En fin, si crees que alguien de tu conocimiento puede estar interesado (y te ruego que se lo digas también a Ferrater, que va pronto para España), que ese alguien escriba, invocando mi nombre, al Dr. Luis M. Baudizzone, Arenales 2040, Buenos Aires, para llevar las negociaciones directamente.

Como te digo, yo estoy en plena actividad, y muy contento, porque al regresar todo son mieles, y es el momento propicio para agradecer y no aceptar ofertas que a lo mejor lo hubieran hecho a unofeliz [sic] en otras circunstancias; y contento también porque está haciendo un tiempo maravilloso, lo cual, siendo el ser humano animal por su condición física, contribuye notablemente, en colaboración con los descomunales y riquísimos bifes, a la felicidad espiritual del sujeto, si bien con riesgo muy efectivo de incrementar el volumen y consiguiente peso del propio ente.

Entre tanto, Nina sigue en Chile, donde yo pasé también unos pocos dias, y pasaré otros más al regreso. De este modo, reducimos los gastos de permanencia casi hasta el nivel de cero, a cuyo nivel se encuentran los ingresos, o casi.

Todavía no recibí las prometidas noticias de Rutgers; supongo que ya no han de tardar mucho en llegar, pues les rogué que no demoren el comunicarme lo que haya. De todos modos, si tú, o Ferrater, veis al joven Rodriguez Alcalá, no dejeis de preguntarle, para que tengamos, como quien dice, el asunto bajo control. Y apenas sepa yo algo directamente, también te escribiré diciéndotelo.

El librito de Ferrater sobre Ortega, salió, y me informan de que se vende bastante bien. Mi novela no tardará mucho, pues ya estoy corrigiendo pruebas.

Y no puedo escribirte más, porque ya me aguardan, y salgo a la disparada, como aquí dicen, al tiro, como dicen en Chile, o corriendo, que es gerundio.

Dale especiales recuerdos a cada uno de nuestros amigos y colegas, y recibe un fuerte abrazo de

Ayala.-


FECHA
04/06/1958
REMITENTE
Francisco Ayala
DESTINATARIOS/AS
Vicente Llorens
DESTINO
S.l.
ORIGEN
Buenos Aires
FICHA DESCRIPTIVA

[Carta mecanografiada con firma autógrafa]

DEPÓSITO DEL ORIGINAL
Biblioteca Valenciana Nicolau Primitiu. Archivo Vicente Llorens

Carta de Francisco Ayala a Vicente Llorens (04/06/1958)

Buenos Aires, 4 de junio de 1958.

Ésta es la fecha, querido Vicente, en que todavía no he recibido noticias de los amigos de Rutgers, no ostante [sic] haberselas pedido con apremio. Y ya me dispongo a regresar; dentro de dos dias iré a Chile, y no más tarde del 18 estaré en Nueva York, con permiso de la autoridad y si el tiempo no lo impide. En fin, como podrás ver, la negligencia no es peculiaridad hispana, ni se reduce al trópico, sino que se ha extendido por la corteza de la tierra hasta invadir esa fortaleza del activismo que conocemos bajo la sigla USA.

Mi estada aquí ha sido particularmente afortunada. Quizás porque uno va llegando a viejo, quizás porque he tocado en unos artículos temas de enseñanza que afectan a muchos millares de maestros y millones de padres de familia, quizás porque el distinguido huesped se marcha y no acepta las cátedras que le han ofrecido, el caso es que, por primera vez en la vida, y espero que también por última, me he visto envuelto en las auras de la popularidad, consistentes en interviús de radio, conferencias de prensa, mesas redondas, etc., todo menos pedidos de autógrafos y retratos. Conclusión: que no sé como eso le gusta a la gente. El único balance positivo es que mis cosas editoriales se han activado, y la novela está para salir, seguida de corto por otras macanas y refritos.

De todo, te contaré cuando, dentro de no muchos dias, nos veamos; perspectiva que descorazona de prolongar este tecleo. Le pongo fin, prometiéndote también comentarios acerca de la política local, que tiene lo suyo.

Si Ferrater está aún ahí, lo cual no me extrañaría demasiado, visto como está el viejo mundo, dale mis noticias.

Saludos afectuosos a todos los amigos, y para tí un abrazo

Ayala.-