Lectores atentos

Leer un libro es como conocer a un bebé: una de las primeras cosas que uno hace es buscarle parecidos. A ello nos entregamos durante una parte de la sesión del pasado 9 de mayo de las «Lecturas de Francisco Ayala», en la que a Muertes de perro le salieron tantos ascendientes remotos como descendientes de hoy; pero, sobre todo, se hizo hincapié en lo cercano: la llamada novela de dictadores, especialmente Valle-Inclán, Asturias y Vargas Llosa (y un aire a Onetti, se añadió), y la narrativa experimental de los sesenta. Se constató una vez más que, en ese sentido, cada quien hace su lectura; Ayala mismo discutió tales parentescos, pero ello no quita para que vengan a la mente del lector.

Otra cuestión muy comentada fue la de la complejidad de la obra, considerada, en general, como virtud, pues no es tanto que sea oscura o enrevesada como que, por su condensación, requiere de lectores atentos. Valga como prueba de ello lo difícil que nos resultó hacer un resumen del argumento: tomamos como base uno sacado de Internet que, al leerlo en voz alta, nos pareció intransitable; tratamos entonces de pergeñar uno allí, sobre la marcha, pero no terminaba de funcionar; y solo ahora, días después, doy con una buena sinopsis, que, claro está, proviene de un lector atento: un lector profesional.

(Del Expediente 429-69 (15 de enero de 1969) en solicitud de Depósito de la obra Muertes de perro, editada por Alianza. Sección de Ordenación Editorial, Dirección General de la Cultura Popular y Espectáculos, Ministerio de Información y Turismo. Archivo General de la Administración). O, en breve, informe de la censura.

El lector, como ven, demuestra una admirable capacidad de síntesis y resume muy bien la novela en un párrafo, pese a la «perspectiva oblicua» de Ayala y a su empeño en «llamar constantemente» a las cosas por su nombre…

2 comentarios

  • ¡Y usted que lo diga!
    No sabemos en cambio de dónde se saca lo del “exceso de anglicismos” (¿?).
    ¡Qué literaria labor por parte de Manolo la de añadir una nueva pieza documental a las muchas que componen la novela! Parece estar leyendo uno la voz de otro personaje inventado por Ayala.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>