Correspondencia con Jorge Enjuto:

Jorge Enjuto

1922 Madrid - 1984 Puerto Rico

Filósofo y profesor universitario, se exilió con su familia en Puerto Rico. En 1950 contrajo matrimonio con Aurora de Albornoz. Fue estrecho colaborador del rector Jaime Benítez, como secretario general de la Universidad de Puerto Rico. Trabajó con Francisco Ayala en la revista La Torre. Tras la llegada de la democracia a España, fue secretario general del Partido Socialista Popular hasta su fusión con el PSOE. Dirigió la Fundación Pablo Iglesias y colaboró con Tierno Galván en el Ayuntamiento de Madrid.

cartas 16 al 20 de 21
FECHA
18/08/1961
REMITENTE
Jorge Enjuto
DESTINATARIOS/AS
Francisco Ayala
DESTINO
54 West 16th Street. Apt. 4F. New York 11 N. Y.
ORIGEN
S.l.
FICHA DESCRIPTIVA

[Carta mecanografiada]

DEPÓSITO DEL ORIGINAL
Fondo Jaime Benítez. Universidad de Puerto Rico

Carta de Jorge Enjuto a Francisco Ayala (18/08/1961)

18 de agosto de 1961

Dr. Francisco Ayala

54 West 16th Street

Apt. 4 F

New York 11, New York

Apreciado don Paco:

Aquí le envío el cheque de $300 que le adeudábamos y perdona usted que hayamos tardado tanto en librarse [sic], pero ya sabe los muchos problemas que nos trae la burocracia.

No sabemos de ustedes hace tiempo aunque tengo idea de que fui yo quien le escribí la última carta. Esperamos que todos estén bien. Ricardo se fué hace unos días a Madrid para tramitar la compra de parte de la Colección Guerrero para la Sala Zenobia-Juan Ramón Jiménez. De allí a Méjico para asistir a un congreso, antes de regresar a la Universidad de Tejas.

Julito, el tragaldabas, vendrá a fines de mes a Puerto Rico para pasarse una semana antes de regresar a Princeton a continuar estudios. Creo que en camino se quedará en Nueva York unos días y posiblemente haya de visitarlos, en espera de una invitación a comer los ya merecidamente famosos “callos de Nina”.

Nina chica debe haber terminado ya el ensayo que estaba haciendo entre sol y música y sería bueno que si es así, nos lo mandara para publicarlo en La Torre.

Les escribiré pronto con detalles más sustanciosos sobre los acontecimientos isleños. Hasta entonces, un abrazo muy fuerte para los tres de este su amigo que tanto los aprecia.

Jorge

ltb

Anexo: Cheque Núm. 2991


FECHA
21/09/1961
REMITENTE
Jorge Enjuto
DESTINATARIOS/AS
Francisco Ayala
DESTINO
54 West 16th Street. Apt. 4F. New York 11 N. Y.
ORIGEN
S.l.
FICHA DESCRIPTIVA

[Carta mecanografiada]

DEPÓSITO DEL ORIGINAL
Fondo Jaime Benítez. Universidad de Puerto Rico

Carta de Jorge Enjuto a Francisco Ayala (21/09/1961)

21 de septiembre de 1961

Querido don Paco:

Acabo de encontrar en uno de los bolsillos de mi chaqueta, el que siempre llevo lleno de cartas sin contestar, la suya del 5 de septiembre que aparentemente quedó olvidada hasta este momento.

Estoy tratando de conseguir ahora mismo a Brunhilda para preguntarle lo del trabajo de Nina. No está, pero han quedado en la oficina de darle el mensaje para que me llame. A ver si recibo la llamada antes de terminar la carta, pero si no, le pondré una post data contestando la información que me pide.

Carpio está de nuevo con nosotros contento y con toda la familia. Me parece más maduro que la última vez que le ví, y en su caso por ello quiero decir más joven y natural que lo que antes era. Su estancia en Alemania debió hacerle mucho bien. Está de nuevo trabajando en la Editorial, no solamente porque ello supone una buena ayuda para él, sino porque además buena falta hace por allá, sobre todo para poner un poco en buen camino a nuestra querida Torre.

Huéscar también regresó y está asimismo trabajando en el mismo sitio. Carpio no más llegar se compró un flamante Volkswagen que le chocaron, como era de esperarse, a los dos días de tenerlo. No pasó de ser un rasguño, pero el hombre se llevó el disgusto de órdago. Supongo que tenga noticias directas suyas para este viaje.

Marías nos ha sorprendido nuevamente con su grata visita y está ofreciendo una serie de conferencias en la Facultad de Humanidades sobre don Miguel de Unamuno.

De Ricardo acabó de recibir carta desde Texas en donde espero que el huracán que allí pasó no le haya dejado en la calle. Me dice que lo pasó muy bien en México y que piensa volver allí a la primera oportunidad.

Aurorita desde que la nombraron Presidenta de la Sección de Literatura del Ateneo está que no hay quien la aguante. Sale todos los días en los periódicos y por si no fuera poco aparecerán en las próximas semanas al menos tres libros de ella –dos sobre Machado y uno de cosecha propia– que la colocarán en las filas de los profesionales de la pluma. Todo esto le ha dado un cierto aire de suficiencia que no le sienta nada mal.

Julito se pasó quince días con nosotros, y como es natural, después de alimentarlo por ese tiempo la economía familiar ha quedado en precaria situación. A su regreso a Princeton pensaba visitarlos a ustedes y sin la menor vergüenza pedirle a Nina una “callada” de esos que de vez en cuando hacen las delicias del grupo más selecto de sus amistades.

Espero que usted esté preparándose ya para su próxima visita a Europa y que a su paso por Alemania se quede en París unos días. Si es así, acuérdese de nosotros cuando allí se encuentre.

Con recuerdos y abrazos para todos de Aurora, que aunque no está aquí sé que había de hacerlo con sumo gusto, reciban por separado las dos Ninas y usted uno muy fuerte de este amigo que de veras lo quiere,

Jorge

Sr. Francisco Ayala

54 W., 16 St., Apt. 4 F

New York City


FECHA
22/10/1961
REMITENTE
Francisco Ayala
DESTINATARIOS/AS
Jorge Enjuto
DESTINO
S.l.
ORIGEN
Nueva York
FICHA DESCRIPTIVA

[Carta mecanografiada con firma autógrafa]

DEPÓSITO DEL ORIGINAL
Fondo Jaime Benítez. Universidad de Puerto Rico

Carta de Francisco Ayala a Jorge Enjuto (22/10/1961)

Nueva York 22 de oct. 1961

Mi querido Jorge:

Por fin envió Brunhilda a Nina el trabajo copiado, pero como no lo acompañaba ni de una letra de su mano, ignoramos si dejó, como ella le había pedido, una copia en poder de Eugenio, o si no lo hizo. Supongo que Nina volverá a escribirle.

Por fin, parece que me voy a animar a ir a Alemania, cosa de ser así tendría efecto el dia 4 o 5 de noviembre.

No, contra lo que usted supone, no tengo noticias directas de Carpio; se ve que, o ustedes lo explotan atrozmente y no le queda una pizca de fuerza para poner unas lineas a amigo que tanto lo quiere, o él se ha dejado ir por la pendiente, ya recorrida antes en sus primeros tramos, de la pigricia epistolar, y piensa que eso de las cartas es cosa de mujeres. Si lo ve, trate de aclarar cual de esas hipótesis, si no otras posibles, aciertan.

Anoche nos honró con su visita Magdalena, por quién supimos cosas de Puerto Rico.

En cuanto a Julito, me honró (a mí) concurriendo a mi clase anteayer en Rutgers, y nos honró al matrimonio compartiendo nuestro humilde coche via New York, donde venía a pasar el weekend.

Si Aurorita, desde las alturas literaria en que hoy en dia vive, se digna pasar sus hermosos ojos por estas lineas zarrapastrosas, le interesará enterarse de que, hace no muchos dias, siendo las tres de la madrugada, la policía española fue a detener en su casa de Madrid al ilustre escrito José Bergamín por haber publicado en Caracas un artículo titulado “El delito de opinar”. Por suerte, el susodicho se hallaba en París, donde tendrá que quedarse si no quiere que el mundo llore su prisión en las mazmorras de la dulce patria.

Y nada más por el momento, si no enviarles a ambos nuestros más afectuosos abrazos.

Ayala.-


FECHA
25/10/1961
REMITENTE
Jorge Enjuto
DESTINATARIOS/AS
Francisco Ayala
DESTINO
54 West 16th Street. Apt. 4F. New York 11 N. Y.
ORIGEN
S.l.
FICHA DESCRIPTIVA

[Carta mecanografiada]

DEPÓSITO DEL ORIGINAL
Fondo Jaime Benítez. Universidad de Puerto Rico

Carta de Jorge Enjuto a Francisco Ayala (25/10/1961)

25 de octubre de 1961

Sr. Francisco Ayala

54 W., 16 Street

New York City, N.Y.

Querido don Paco:

Acabo de recibir esta mañana su carta del 22 de octubre y se me quita un peso de encima al ver que ha cuajado su viaje a Alemania. Digo esto porque hace pocos días recibimos un cablegrama de una compañía de aviación Alemana en Nueva York pidiendo informaramos si teníamos en nuestro poder su pasaje a Alemania. Con todo el dolor de mi corazón tuve que contestar en la negativa. Me sospecho que el pasaje aparecería en otro sitio. No deja de preocuparme, sin embargo, que caiga usted en este país en la actual situación política, pese a que un amigo nuestro de apellido Castilla se encuentra allí estudiando al parecer perfectamente tranquilo.

Tan pronto recibí su carta llamé a la joven y apuesta Brunhilda, quien me explicó que no había dejado ninguna copia del artículo de Nina en la Editorial debido a que el mismo estaba en inglés y que Nina le había dicho que le mandaría la traducción al español. Parece que Geño está de acuerdo en considerar el artículo para un próximo número. Sería bueno, sin embargo, que cuando estuviera completo me lo refiriera directamente a mí para a mí vez hacérselo llegar a Geño personalmente.

Veo que Julito los honró compartiendo el flamante automóvil de que son poseedores; pero no deja de sorprenderme que una vez iniciada la honesta costumbre del reparto, tan popular en nuestros días, no le sedujera compartir también una de las suculentas comidas por las que Nina Grande ha logrado tan difundida y merecida fama.

Lo de Bergamín no nos extraña y estamos seguros de que se las arregló para que las cosas ocurrieran así con el fin de aumentar su creciente fama de conspirador, feo, católico y sentimental. Después de sus gloriosas y accidentadas hazañas en la península podrá retirarse a París para vivir de sus laureles por una buena temporada. La policía española con la natural falta de comprensión adscrita a estas beneméritas instituciones no entiende que el pobre Bergamín se gana la vida con los artículos que publica en El Nacional de Caracas y que todos estos juegos de lanzar el artículo y tomar las de “Villadiego” son parte sustancial del honesto oficio de escritor.

Carpio está bien, pero hacer varios días que no lo veo, tan pronto le eche la vista encima le daré su mensaje.

Aurora ha lanzado gratuitamente sobre su cabeza la semana pasada una sarta de cariñosos improperios. Siguiendo, según afirma, su consejo envió un artículo de Machado a Cuadernos Americanos y por si los dípteros, mandó copia del mismo a Sur por si colaba. Desgraciadamente fue aceptado en ambas redacciones y acaba de aparecer en las dos revistas, que por mala sombra salen al mismo tiempo. Huelga decir que ha escrito largos documentos explicatorios y si no lo culpó a usted directamente ante las respectivas direcciones por sus maquiavélicos consejos, fué porque se lo prohibí terminantemente, dada mi “autoridad” como marido. La verdad es que si hubiera dejado las cosas en paz nadie se hubiera enterado del camelo.

Recuerdos cariñosos a las dos Ninas y para usted un abrazo muy fuerte de este su amigo,

Jorge

ltb


FECHA
19/12/1961
REMITENTE
Jorge Enjuto
DESTINATARIOS/AS
Francisco Ayala
DESTINO
54 West 16th Street. Apt. 4F. New York 11 N. Y.
ORIGEN
S.l.
FICHA DESCRIPTIVA

[Carta mecanografiada]

DEPÓSITO DEL ORIGINAL
Fondo Jaime Benítez. Universidad de Puerto Rico

Carta de Jorge Enjuto a Francisco Ayala (19/12/1961)

19 de diciembre de 1961

Sr. Francisco Ayala

54 W., 16 Street

New York City, New York

Querido don Paco:

No tendrá que decirle lo que me alegró recibir sus noticias. Sobre todo, porque suponía que se encontraba usted a estas fechas todavía por Europa. Si mal no recuerdo sus planes aquí eran lanzar ancla en el viejo continente al menos hasta enero.

Si el filósofo Nahm se acerca a mi oficina se harán en honor suyo los agasajos que en rigor se deben a los amigos de los amigos.

No tendré que decirle que Aurorita se encuentra con sus dos últimos libros como niña con zapatos nuevos. En su segundo, no solamente le ha hecho la santísima al pobre Machado, sino que además, llevada por su natural tendencia hacia la política literaria, se adjudicó una nueva obra para su bibliografía con el sólo trabajo de escribir un ensayo introductorio de diez a doce páginas. Lo demás como será patente para cualquier lector curioso que tenga a bien abrir el volumen lo escribió para su desgracia Don Antonio Machado.

El número de Homenaje a Unamuno no habrá de salir hasta mediados de enero. Hablé con Geño para preguntarle como andaba y si se habían recibido ya las pruebas y me dijo que las estaba esperando de un momento a otro.

Al parecer Carpio no ha podido terminar todavía el ensayo que ofreció y me he visto en la obligación de decirle a Geño que si no lo termina en esta semana tendrá que quedar fuera del número. El último se siente muy reacio a enviar pruebas a nadie. Ricardo también las pidió con los mismos resultados, sin embargo, no quise de momento usar todos mis poderes persuasivos que dejaré para cuando las pruebas estén aquí. En el peor de los casos me encargaré yo personalmente de darles una concienzuda revisada y lo mismo haré con el artículo de Ricardo. Esto no quiere decir que no haya de intentar por todos los medios cumplir su pedido.

Estamos en trámite de comprar un apartamento de lo más flamante, bastante cerca de la Universidad. Como tiene tres habitaciones queda establecido desde ahora que una de ellas –y más en caso necesario– está a la disposición de ustedes para cuando quieran venir.

Nosotros pensamos ir a Europa este verano y creo que esta vez va en serio porque iré encargado del viaje de la Universidad a Francia. Debían decidirse y regresar a Paris por un tiempo para encontrarnos todos en la Ciudad Luz antes que los “ultras” cierren las puertas para personas de tendencias liberales.

Les deseamos a todo unas agradables fiestas bautizadas con nieve como Dios manda. Aurorita les manda a todos sus más cariñosos saludos a los que me uno añadiendo de parte de ambos fuertes y amistosos abrazos.

Jorge

em