Correspondencia con Jorge Enjuto:

Jorge Enjuto

1922 Madrid - 1984 Puerto Rico

Filósofo y profesor universitario, se exilió con su familia en Puerto Rico. En 1950 contrajo matrimonio con Aurora de Albornoz. Fue estrecho colaborador del rector Jaime Benítez, como secretario general de la Universidad de Puerto Rico. Trabajó con Francisco Ayala en la revista La Torre. Tras la llegada de la democracia a España, fue secretario general del Partido Socialista Popular hasta su fusión con el PSOE. Dirigió la Fundación Pablo Iglesias y colaboró con Tierno Galván en el Ayuntamiento de Madrid.

cartas 6 al 10 de 21
FECHA
17/03/1960
REMITENTE
Jorge Enjuto
DESTINATARIOS/AS
Francisco Ayala
DESTINO
Bryn Mawr College
ORIGEN
S.l.
FICHA DESCRIPTIVA

[Carta mecanografiada]

DEPÓSITO DEL ORIGINAL
Fondo Jaime Benítez. Universidad de Puerto Rico

Carta de Jorge Enjuto a Francisco Ayala (17/03/1960)

17 de marzo de 1960

Dr. Francisco Ayala

Bryn Mawr College

Bryn Mawr, Pennsylvania

Querido don Paco:

He recibido su carta del 8 de marzo y si no le he contestado antes se ha debido a que he estado investigando la cuestión. De hecho, si mal no recuerdo, debe tener usted aquí una cantidad de dinero en el Fondo de Retiro de esta Universidad. Por otra parte, supongo que la cantidad que tiene usted depositada en la Asociación de Empleados provenga de sus descuentos sobre ahorros. De una u otra forma, en caso de que usted renunciara, ambas cantidades le serían devueltas, según tengo entendido. Antes de dar ningún paso, sin embargo, estoy consultando el asunto con el Tesorero de la Universidad y el señor Roig para que me den cifras concretas para, a mi vez, podérselas trasmitir a usted con toda la información pertinente. Espere, en consecuencia, una próxima carta en donde le dejaré saber cuáles son los datos concretos sobre el particular.

Hablando de asuntos menos importantes hemos estado coqueteando con la idea de comprar una casa. Nuestro interés empezó, si mal no recuerdo, cuando ustedes estaban aquí. No hay duda de que uno de los elementos que más nos llevaban a buscar lugar del cual apropiarnos era la posibilidad de tener habitación de huéspedes y poderlos invitar a ustedes y a otros queridos amigos. Últimamente, sin embargo, estamos bastante desesperanzados debido a que intereses, amortización y contribuciones, que ha subido últimamente mucho, la compra de una casa se nos convierte en cierta medida en una especie de dogal que nos ata y nos impediría movernos y llegar a esos rincones del Globo con los que tanto soñamos tanto ustedes como nosotros.

Tuvimos carta de Antonetti, Manuel y lo del rorro resultó infundado. Me dicen, sin embargo, que piensan viajar a Europa, (París pos supuesto), después del verano para quedarse todo un año por allá. Al regreso tienen interés en venir a Puerto Rico.

Julito escribe de vez en cuando cartas lánguidas en donde nos hace descripciones muy tétricas de su vida por esos países nórdicos. En una de ellas nos dice que los visita con frecuencia cuando va a Nueva York. La capacidad gastronómica del mancebo será, sin duda alguna, onerosa en el presupuesto familiar.

Con los mejores recuerdos para todos los amigos de allá –si es que tengo alguno– reciba, tanto usted como las ninas, fuertes abrazos de este amigo que les quiere,

Jorge


FECHA
12/04/1960
REMITENTE
Jorge Enjuto
DESTINATARIOS/AS
Francisco Ayala
DESTINO
54 West 16th Street. Apt. 4F. New York 11 N. Y.
ORIGEN
S.l.
FICHA DESCRIPTIVA

[Carta mecanografiada]

DEPÓSITO DEL ORIGINAL
Fondo Jaime Benítez. Universidad de Puerto Rico

Carta de Jorge Enjuto a Francisco Ayala (12/04/1960)

12 de abril de 1960

Sr. Francisco Ayala

54 West 16th Street

Apt. 4 F

New York 11, New York

Apreciado don Paco:

Como le prometí en mi carta anterior, he estado ocupándome de su asunto y, después del necesario retraso que exige aclarar cosas tan profundas como son los problemas administrativos, aquí le envío los resultados. ¡Albricias! Tiene usted, si mal no me han informado, un total de $ 3,202.85 entre la Junta de Retiro (2,038.44) y la Asociación de Empleados del Gobierno Insular (1,664.4, Ahorros y dividendos). Como verá, es ésta una sensacional noticia que estoy seguro habrá de sorprenderle, porque nunca nos damos clara cuenta de lo que para una u otra cosa se nos deduce de los ya de por sí exiguos cheques. Esto, si mis esfuerzos en urgir su tramitación se ven coronados por el éxito, le servirá a ustedes para darse por Europa un viajecito de rechupete.

Vamos ahora a los trámites que tiene que cumplir para recibir este agradable regalo de los dioses.

1- Escribir una carta a don Jaime renunciado a su puesto en la Universidad. Don Jaime, muy a su pesar –y así me lo hizo saber– no tendrá otro remedio que contestarle aceptando su renuncia. Estaba bastante reacio a verle renunciar, pero cuando se enteró de la cantidad que ello suponía, no pudo menos de comprender la fundamentación de sus argumentos. De todas formas, aunque esto no pase de ser un trámite, comprendo perfectamente el sentimiento de don Jaime, porque hasta cierto punto, yo también lo experimento. Una vez que haya usted escrito la carta de renuncia, deberá escribir a su vez, al Sr. Francisco Rivera Brenes, Secretario Ejecutivo de la Junta de Retiro, notificándole de sus intenciones de retirarse definitivamente como miembro de la Universidad y del Gobierno de Puerto Rico. Esto hará posible que se inicien los trámites de devolución en la Junta de Retiro. Una vez que haya usted escrito estas dos cartas, pondré todos los medios a mi alcance para acelerar el proceso. Le estoy enviando todos los formularios que deberá usted llenar o firmar para los propósitos señalados.

Según me señala la Oficina de Personal Docente, desde el 10 de octubre de 1957, disfrutó usted de licencia sin sueldo. Le envío este dato en caso que quiera emplearlo en su carta de renuncia.

Hablando ahora de otras cosas menos prosaicas, aunque naturalmente nunca tan importantes, le diré que hemos recibido esta mañana carta de Damián Bayón. En ella nos dice que ustedes se van a París el día 22 de mayo y que el 1 de junio recibirán un flamante automóvil en el que piensan hacer un fenomenal viaje por toda la Península Ibérica. Aurorita, cuando tal leyó, dio grandes gritos de contento. Han de saber que se las ha agenciado, pese a mi natural y celtibérica renuencia, para conseguir una licencia de verano con el objeto de patearse la Península, diz que para buscar datos nuevos sobre Machado, de quien piensa, en un futuro próximo, publicar las obras completas. Yo todavía no había dado mi definitivo consentimiento, pero supongo que no me quedará otro remedio que acceder a su marcha, a pesar de la envidia que habré de sentir teniéndome que quedar sin este codiciado viaje.

Piensa salir de aquí a fines de mayo para quedarse unos dos meses, principalmente en Madrid. Quiere visitar Baeza y algunos otros paisajes machadianos –Soria, Sevilla, etc.– así que a lo mejor sus itinerarios se cruzan en algún momento. Espera verlos por allá, así que dennos detalles de su viaje y de cuando llegarán a la Villa del Oso y del Madroño.

Bueno, basta ya de lata y escriba las cartas de renuncia lo antes posible. Yo, por mi parte, trataré de activar, en lo que pueda, el reembolso de sus bien adquiridos dineros.

Un fuerte abrazo para los dos de este buen amigo que tanto les aprecia,

Jorge

eigo

Anexos: 3


FECHA
16/04/1960
REMITENTE
Francisco Ayala
DESTINATARIOS/AS
Jorge Enjuto
DESTINO
S.l.
ORIGEN
S.l.
FICHA DESCRIPTIVA

[Carta mecanografiada con firma autógrafa y con membrete:] FRANCISCO AYALA / 54 WEST 16TH STREET / APT. 4F / NEW YORK 11 N. Y.

DEPÓSITO DEL ORIGINAL
Fondo Jaime Benítez. Universidad de Puerto Rico

Carta de Francisco Ayala a Jorge Enjuto (16/04/1960)

16 de abril de 1960.

Mi querido Jorge: Ha sido ocasión de gran alegría para nosotros el saber que Aurorita, alias Gato, va a ir a Madrid para el mismo tiempo que nosotros, y que, no sólo tendremos ocasión de encontrarnos con ella con la debida frecuencia y siempre que su delicada salud lo consienta, sino probablemente, de llevarla con nosotros por las espléndidas highways, autostradas o autobahnen de la Madre Patria, a lo mejor con el aditamento de Damián, que parece animado a acompañarnos. Y estoy seguro, pese a su silencio, de que usted mismo surcará el piélago, o los aires por encima de él, pues no me cabe duda de que el Rector necesitará imprescindiblemente de su compañía y asistencia en el viaje que debe realizar a Europa. De modo que, desde ahora, ya le digo a usted: Hasta muy pronto, Jorge.

Nosotros llegaremos a París el 23 de mayo; en los primeros dias de junio estaremos en Madrid (tales son nuestros planes), y el 11 o 12 en Granada. Luego, no sé. Hasta el 19 de julio, dia que debo dar una conferencia en la Universidad de Berlín. Luego, iremos a Inglaterra. Dígame, por lo pronto, donde vivirá Aurorita en Madrid, para que no tardemos en dar con ella.

Encontrará usted adjunta a la carta la renuncia a don Jaime, y la otra a Rivera Brenes, así como los dos impresos firmados. Por supuesto, no es menester que yo reciba la respuesta del Rector. Cuando la haya firmado, úsela si es necesario en los trámites, y sólo cuando ya no haga falta ahí me la envía. Creo que con esos papeles tiene usted todo lo necesario. Quizás usted mismo tendrá que llenar alguno de los casilleros que a mí se me haya pasado. Es absurdo que sea necesario renunciar al puesto para disponer de su propio dinero, como si lo uno tuviera mucho que ver con lo otro. Pero es la burocracia, y no hay más que hablar. Usted quizás sabrá que yo pedí originariamente, por conducto de Gullón, que transfirieran esos fondos a la Asociación oficial de profesores donde ahora estoy cotizando, con lo cual, si alguna vez volvía a enseñar en la UPR, podría transferir de nuevo, aumentados, los fondos a donde ahora están. Eso parecía lógico, hacedero y conveniente. Dijeron que no. El único procedimiento es renunciar. Bueno.

Sabe cuánto le agradezco las molestias que se está tomando. Sé que son grandes, y muchas; pero sé también que sin ellas no andaría el carro ni patrás ni palante. Así es que…

Escriba.

Y reciban ustedes nuestros más cordiales abrazos.

Ayala.-


FECHA
25/04/1960
REMITENTE
Francisco Ayala
DESTINATARIOS/AS
Jorge Enjuto
DESTINO
S.l.
ORIGEN
S.l.
FICHA DESCRIPTIVA

[Carta mecanografiada con firma autógrafa]

DEPÓSITO DEL ORIGINAL
Fondo Jaime Benítez. Universidad de Puerto Rico

Carta de Francisco Ayala a Jorge Enjuto (25/04/1960)

25 de abril de 1960

Querido Jorge:

Vuelvo a escribirle hoy en relación con un asunto algo delicado, para el que invoco su discreción. Consulte esta carta con Ricardo y manejen la cosa como mejor les parezca. Quizás sepa usted que Molina, pariente de Ricardo y buen amigo mio, envió a La Torre un artículo sobre Muertes de perro que le prometieron publicar. Él está un poco ansioso, no sabiendo si aparecerá o no; y temiendo que de pronto salga en la versión que él dió hace un montón de meses y que ha modificado bastante, mejorándola muchísimo. Pero nadie le responde ni le dice nada, ni sabe a quien apelar.

Por otro lado, me han llegado rumores de que La Torre ha salido de la Editorial y –me dicen– ha sido transferida a la Biblioteca. No sé si es así, o son cuentos de los cien mil que la gente propala; pero tampoco me parecería inverosímil, teniendo en cuenta varias circunstancias. En fin, no lo sé. Supongamos que sea cierto, y que ahora está encargado Lázaro de hacer la revista. Si así fuera, o si –siendo de otro modo– lo consintiera el “cuadro”, me gustaría que usted –discretamente, insisto– averiguara si van a publicar el artículo de Molina; pues en tal caso convendría sustituir el original “original”, por el nuevo. Pero sin que parezca en modo alguno que yo presiono, ni estoy ansioso por que aparezca, ya que todo artículo que se escribe, se publica antes o después, en un sitio u otro. El de Molina es buenísimo. Molina mismo es buenísimo también, y sería justo que le dieran esa satisfacción. Pero usted que conoce el paño convendrá conmigo en que, si se hace una gestión, aunque más no sea exploratoria, tiene que ser con habilidad extrema. Vean ustedes lo que crean mejor, y dígame enseguida lo que haya. Si fuera caso de que, en efecto, hayan de insertar ese trabajo, yo le mandaría a usted la nueva versión para que cuide de todo.

Ya recibí la aceptación de mi renuncia. Supongo que todo está en marcha. Para que vea usted cómo se las gastan en esa que llaman “empleomanía” le adjunto la hoja de la Junta de Retiro de 30 de junio del 57 donde me acreditan 2070.45, mientras que en la carta de Rivera Brenes que usted me remitió, y que le devuelvo también, aparecen sólo 2038.44. Se ve que mi dinero se ha encogido con el paso de los años en que ha estado depositado ahí. Incluso tendrán una explicación que darle, aunque sea la de que le llovió a los billetes y eran de paño catalán.

Escriba, y no deje de decirme dónde va a parar Aurorita en Madriz.

Le abraza

Ayala.-


FECHA
03/05/1960
REMITENTE
Jorge Enjuto
DESTINATARIOS/AS
Francisco Ayala
DESTINO
54 West 16th Street. Apt. 4F. New York 11 N. Y.
ORIGEN
S.l.
FICHA DESCRIPTIVA

[Carta mecanografiada]

DEPÓSITO DEL ORIGINAL
Fondo Jaime Benítez. Universidad de Puerto Rico

Carta de Jorge Enjuto a Francisco Ayala (03/05/1960)

3 de mayo de 1960

Sr. Francisco Ayala

54 W. 16th Street

New York 11, N.Y.

Querido Paco:

He recibido su carta del 25 de abril y como había estado esperando poder dar noticias sobre la cuestión de la devolución de sus dineros, he venido retrasando la contestación hasta la fecha. Todo está en marcha con la recomendación de que, de ser humanamente posible, se le envíen a usted los ahorros, tanto de la Asociación como de la Junta de Retiro, a mediados de este mes. En los próximos días volveré a tocar el asunto para ver si la promesa puede cumplirse.

En cuanto al artículo de Molina, el mismo día que recibí su carta hablé con Fernández Méndez, pues supuse, no sin razón, que la mejora táctica era enfrentar la situación directamente. Me prometió que este artículo en su última versión, que ya obra en poder de la Editorial, sería publicado en el próximo número. Hay que considerar, naturalmente, que el número que debió haber salido en homenaje a Palés Matos es doble, y en consecuencia, habrán de pasar seis meses antes de que la revista a que Fernández Méndez se refería, haga su aparición.

Aurorita sigue pensando en su viaje para fines de mayo o principios de junio. Me dio la dirección de mis tías para enviársela a ustedes, pero se me olvidó en casa y prefiero que ésta salga, aunque no la lleve. Antes de que se marche les escribiré enviándoles ésa u otra que se tercie.

Nilita ha estado de lo más rotativa y espectacular en estas últimas semanas en las que hizo un viaje a Venezuela, entre otras cosas, para asistir a un congreso en que se acordó la conveniencia de exigir la futura soberanía de Puerto Rico. Presumo que Nilita algo habrá tenido que ver con esta moción. Arturo Morales Carrión también se encontraba en dicho congreso, paro aparentemente, según las descripciones del cuarto poder, no tomó nada bien este revés político. En estos momentos, don Jaime se encuentra en Nueva York desde el domingo con el objeto de asistir a una de esas conferencias que con tanta asiduidad celebran las Universidades Norteamericanas. Supongo que si tiene algún tiempo libre habrá de comunicarse con ustedes para charlar un rato. En cuanto al viaje a Berlín no tengo la menor esperanza de visitar en el futuro próximo este problemático foco de guerra templada.

Mi trabajado y despreciado artículo sigue durmiendo el sueño de los justos. Ahora que Nilita está de regreso y de buen humor, supongo, venceré mi natural timidez y le tocaré el tema. Si no veo las cosas muy claras, lo mandaré a alguna otra revista para ver si algún día puede asomarse a los ojos de aquellos lectores picados de curiosidad.

Con los mejores recuerdos de Aurorita para todos y los míos de paso, reciban un fuerte abrazo de este amigo que de veras les aprecia,

Jorge

eigo