Las cartas de Francisco Ayala sobre

Jaime Benítez

Jaime Benítez. Vieques, Puerto Rico, 1908-San Juan, 2001.

Fue rector y más tarde presidente de la Universidad de Puerto Rico entre 1942 y 1972.


De la mano del gobernador Luis Muñoz Marín, participó en el programa de reformas que condujeron a la proclamación de Puerto Rico como Estado Libre Asociado de los Estados Unidos de América y a la modernización del sistema educativo del país, en la línea de lo propuesto por Ortega y Gasset, de quien Benítez fue discípulo y amigo. Brindó a Francisco Ayala, que impartía un curso de Ciencias Sociales, la posibilidad de asesorar la reforma política del país y de dirigir las ediciones de la universidad. La amistad entre ambos continuó hasta la muerte de Benítez.

cartas 41 al 45 de 51
FECHA
10/05/1965
REMITENTE
Francisco Ayala
DESTINATARIOS/AS
Ricardo Gullón
DESTINO
S.l.
ORIGEN
S.l.
FICHA DESCRIPTIVA

[Carta mecanografiada con correcciones a mano, firma autógrafa y membrete:] NEW YORK UNIVERSITY / GRADUATE SCHOOL OF ARTS AND SCIENCE / WASHINGTON SQUARE, NEW YORK 3, N.Y.

DEPÓSITO DEL ORIGINAL
Harry Ransom Center. The University of Texas at Austin

Carta de Francisco Ayala a Ricardo Gullón (10/05/1965)

10 de mayo 1965

Querido Ricardo: Te escribo a vuelta de correo con mi programa veraniego, aunque no sé si ya te dije algo de lo que pensaba hacer. El próximo dia 21 salgo para París, donde estaré unos pocos dias, y luego otros más en Italia. De todas manera, para el 7 u 8 de junio estaré ya en Madrid, y el 4 de julio regreso aquí para empezar en Harvard, el 7. Después de que termine el curso de verano no se si iré o no a algún sitio, tal como Puerto Rico, donde espero que Benitez siga estando a punto de caer de su cargo, como hace más de 10 años que lo está. Más fácil es, sin embargo, que me quede en casa hasta el comienzo de las clases.

Te agradezco que hayas dado mi nombre en Standford, y que lo dés en todas partes que te pregunten, pues, como bien dices, a nadie dañan las ofertas, y es el único medio que uno tiene de que se den cuenta de que no pueden explotarlo demasiado. (Recuerda el caso de Garcia Lorca, que te conté la vez pasada). No estoy dispuesto a decir que no a ninguna sugestión, sino a explorar la situación. Por supuesto, que si me invitaran a visitar Standford ahora no podía ser, por la razón susodicha de que me voy a Europa; pero contestaría demorándolo para septiembre, en cuya primera mitad, por ejemplo, no habría inconveniente, supongo, para ir a darme una vuelta por ahí, dispuesto a aceptar siempre una oferta que fuera lo bastante atractiva, si estos de aquí no se ponen a tono.

Aún no he visto la antología, que espero con mucho interés. Manolo sí la ha visto, y dice que ésta muy bien. No hay que decirlo: trataremos por todos los medios al alcance de uno (que quizás no son muchos, conociendo el paño) de que la usen everywhere.

No tardarás en recibir Mis páginas mejores que me parece queda bien.

Muchos recuerdos de Nina, y un abrazo muy fuerte de

Ayala.-


FECHA
24/05/1965
REMITENTE
Damián Bayón
DESTINATARIOS/AS
Francisco Ayala
DESTINO
S.l.
ORIGEN
París
FICHA DESCRIPTIVA

[Carta mecanografiada]

DEPÓSITO DEL ORIGINAL
Instituto de América de Santa Fe. Legado Damián Bayón. Archivo (Santa Fe, Granada)

Carta de Damián Bayón a Francisco Ayala (24/05/1965)

París, 24 de mayo de 1965

Querido Ayala:

Sí, recibí una sintética y blanca carta de Nina diciéndome que nones. Y ahora una azulita suya confirmando la imposibilidad. Que lo siento, créame. No hubiera quedado títere con cabeza. ¿Quiere la verdad de Cuadernos? Salen ahora los nº 99 y 100, después el Congreso no la paga más. Pero Arciniegas nos ha reunido dos veces en su casa para proponernos fundar una Asociación Latinoamericana en Europa con sede en París que organizaría exposiciones, conciertos, reuniones... y sacaría una revista: Cuadernos. Asistíamos a esas reuniones: Aubrun, Monbeig (del Inst. de Alt. Est. Latinoam.), un venezolano Zérega Fombona, el inefable Carrera Andrade, un peruano: César Miró, un chileno: Salvador Reyes, un diplomático brasileño anónimo para mí. Y la última vez Bataillon que tuvo un accidente, se repuso y dejó definitivamente el Collège de France. Fué éste el que habló más claro y le dijo a Arciniegas que en principio había aceptado ser de la Comisión pero que después no había estado de acuerdo con la revista. Que él no era castrista pero tampoco anti-castrista... y cuando Arciniegas lo quiso enredar con la presidencia de la hipotética institución dijo redondamente que no. El colombiano universal prometió conseguir dinero de la Ford Foundation o de otra benemérita, ya que duda de las habilidades del padre Arpa para tocar la ídem en el Columbianum de Génova, que también tiene planes de revista a todo trapo. Arciniegas sigue desplazándose gratis por el universo y me llegaron ecos de una desdichada conferencia en Estocolmo con interrupción de un estudiante peruano, etc.

Por el mismo correo de la suya llegó carta de Cagliari que le mando aquí mismo, cuando aparezca otra procederé de la misma manera. Tengo mucho trabajo porque volví a escribir todo el libro (tesis), dí una clase de Francastel sobre el Manierismo español que le hubiera interesado a Vuesa Merced (la escribiré y se la haré llegar) y ahora trabajo con Chastel para poner en pie algo sobre un barrio de París, yendo a los Archivos, bibliotecas y otras yerbas. Los viajes cortos son en julio al Festival de Aix, con visita a los Cortázar (se compraron una casita a treinta kilómetros de Aix) y a los Francastel que andarán por allí cerca. Después vuelvo, paso agosto aquí y en setiembre voy a un congreso sobre Palladio en Vicenza. ¿No está mal, verdad? Con vuelta por Viena, Munich, etc. que hace mucho que no veo.

Acabo de oír por la radio que Jaime Benítez tiene una misión de Johnson para tratar de arreglar las cosas en Sto. Domingo. Nilita me manda los recortes de la muerte de Albizu Campos. La Islita sigue dando que hablar.

Que le sea leve Harvard. Cariños a todos. Un abrazo del fiel


FECHA
16/06/1965
REMITENTE
Francisco Ayala
DESTINATARIOS/AS
Ricardo Gullón
DESTINO
S.l.
ORIGEN
S.l.
FICHA DESCRIPTIVA

[Carta manuscrita con membrete corregido a mano:] HARVARD UNIVERSITY / DEPARTMENT OF ROMANCE LANGUAGES AND LITERATURES / Boylston Hall. Cambridge 38, Massachusetts [Escrito a mano:] Adams House B-11

DEPÓSITO DEL ORIGINAL
Harry Ransom Center. The University of Texas at Austin

Carta de Francisco Ayala a Ricardo Gullón (16/06/1965)

16 de junio 1965

Querido Ricardo: Pensaba haberte escrito a Puerto Rico, pero entre unas cosas y otras, tuve que venirme para acá, empezar la faena, y ya, con tu schedule a la vista, creo que lo mejor es mandarte esta carta a Colorado, que llegará al mismo tiempo que tú, y a lo mejor hasta en el mismo avión.

Aquí está Guillén, con quien me he reunido varias veces. Está muy impresionado con tu antología, aunque –claro está– hubiera querido más poesía y menos prosa.

También está aquí Marichal, y también nos vemos de vez en cuando. Y ha llegado Anderson Imbert. Julio R. Luis, con quien estuve comiendo el otro dia, ha recibido la aprobación de su tesis de manos de Guillén el no-poeta, y está contento.

Ése es el panorama aquí. Nina y nuestros hija y yerno vendrán a verme un fin de semana y entretanto, como no tengo televisión, me veo obligado a hacer uso copioso de esta magnífica biblioteca; y escribiría si algo se me ocurriera, pero nada se me ocurre.

Tuve carta de Jorge en respuesta a mi pésame. Es breve y –se comprende– tristona. Se van en estos días a la ínclita villa de Luarca, y habla de lo que hará, o intentará hacer cuando regresen a Puerto Rico; pero no dice nada de su tesis, que ojalá, digo yo, pueda tenerla aprobada antes de volver.

Escríbeme, y cuéntame de todo. Benítez me llamó a su paso por Nueva York hacia Londres, pero no pensaba más que en política, y a mí la política me da cada vez más náuseas, y tiemblo cada mañana antes de abrir el periódico, pues no en vano lo reparten junto con la leche.

Dime cómo van tus planes de visitar al amigo Tito, y todo lo demás. No dejes de escribirme, ¿eh? Qué has hecho, que haces y qué piensas hacer. 

Aquí, además de las bibliotecas, el museo, o museos, son un gran aliciente. 

Quedo a la espera de tus noticias, y corresponderé a ellas sin demora y largamente. 

Un abrazo de tu fiel

Ayala.-


FECHA
23/10/1965
REMITENTE
Francisco Ayala
DESTINATARIOS/AS
Ricardo Gullón
DESTINO
S.l.
ORIGEN
S.l.
FICHA DESCRIPTIVA

[Carta mecanografiada con firma autógrafa y con membrete:] NEW YORK UNIVERSITY / WASHINGTON SQUARE COLLEGE OF ARTS AND SCIENCE / WASHINGTON SQUARE, NEW YORK 3, N.Y. 10003 / DEPARTMENT OF ROMANCE AND SLAVIC LANGUAGES AND LITERATURES

DEPÓSITO DEL ORIGINAL
Harry Ransom Center. The University of Texas at Austin

Carta de Francisco Ayala a Ricardo Gullón (23/10/1965)

23 de octubre de 1965

Mi querido Ricardete:

Acaba de llegarme tu carta, que se retrasó por el error mecanográfico en la dirección, cuando ya sabía por Manolo que la falta de noticias tuyas, por la que andábamos preocupados, era debida a una conjunción de murria y trabajo excesivo, sin que ninguna gripe u otra pejiguera por el estilo hubiera venido a sumarse a los muchos incordios que de ordinario suele proporcionarnos la existencia. Hiciste mal, eso sí, en no haberte detenido aquí algunos dias para pasarlos con nosotros, pues una ventaja de la amistad verdadera consiste en que uno, si tiene ganas, puede hablar, y si no las tiene puede quedarse callado y no por eso dejan de hacer su efecto la compañía y el cariño. Bueno, ¿cuándo nos veremos? ¿piensas concurrir a Chicago para la pendejada de diciembre? A mí me han comprometido a leer un papelucho en la PMLA, y deberé estar allí en esos dias. ¿Cuáles son tus planes?, dímelo.

Te diré, por si quieres apuntarte conmigo en el sindicato de los tontos que se consuelan compartiendo, o sabiendo compartido, el mal que los aflige, que mi estado de ánimo, curiosamente, se parece muchísimo desde fines del verano al que a tí te tiene deprimido, pues siento general desgano, esterilidad y pésimo humor, sintiendo igualmente de modo muy agudo la angustia del tiempo, que por lo demás no me falta, pero que no soy capaz de aprovechar en nada satisfactorio, lo cual, psicológicamente, es peor aun, pues elimina la posibilidad de achacarle a las circunstancias esa sequedad y nerviosismo, y obliga a mirar la situación cara a cara. Con decirte que no tengo ganas ni de leer, está dicho todo. La esperanza es que todo ello sea pasajero, y todavía le conceda a uno la vida una nueva fase de cierta productividad, no tanto para regalo del mundo (ivaya!) como para propia confortación.

Tuve noticias de Benitez que, cómo no, está metido en otra batalla, y que me confiesa sentirse ya aburrido de tan larga lucha. Lo que me asombra es que no lo esté más y desde hace mucho... También supe de Enjuto, que al parecer no encuentra posibilidades de regresar con su tesis aprobada en las fechas que se proponía, y como tampoco Aurorita ha puesto el punto final a su correspondiente mamotreto, resuelven prolongar su permanencia en España hasta la primavera. Él debe de estar en estas fechas tratando de conseguir en París el mejor arreglo para sus cosas. Ojalá todo les salga bien, pues no te oculto que me inquieta un poco su caso.

De otras cosas, nada que merezca la pena comentar. En carta futura, con que contestaré a la más larga que me prometes, seré también yo más lato.

Entre tanto, recibe con nuestros cariñosos saludos, un gran abrazo de

Ayala.-


FECHA
18/04/1966
REMITENTE
Francisco Ayala
DESTINATARIOS/AS
José M.ª Ferrater Mora
DESTINO
S.l.
ORIGEN
New York University. Graduate School of Arts and Science
FICHA DESCRIPTIVA

[Carta mecanografiada con correcciones a mano, firma autógrafa y membrete:] NEW YORK UNIVERSITY / GRADUATE SCHOOL OF ARTS AND SCIENCE / WASHINGTON SQUARE, NEW YORK, N.Y. 10003

DEPÓSITO DEL ORIGINAL
Fondo “Epistolario del Legado Ferrater Mora”. Universitat de Girona. Cátedra Ferrater Mora de Pensamiento Contemporáneo

Carta de Francisco Ayala a José M.ª Ferrater Mora (18/04/1966)

18 de abril de 1966

Querido José María:

Muchas gracias por tu carta, a la que, como puedes ver, contesto sin pérdida de momento, o de un momento.

Re-Rosenthalia: ojalá que, en efecto, puedan señalar pronto la fecha para el acto solemne en que se decida si el candidato merece ser admitido en el círculo selectísimo y exclusivo de los doctores. Yo no sé todavía cuándo levantaremos nosotros el vuelo (en sentido más que metafórico), pues habiéndome despedido de la NYU no quisiera darles pretexto para pensar que dejo nada empantanado en cuestión de exámnes [sic] u otras latas, para las que en condiciones normales se hubiera podido proveer forma y modo. Si no te molesta, hazme el favor de darle a Mrs. Carland el número de mi teléfono (que es WAtkins 9-3193) para que nos pongamos de acuerdo acerca del dia en que el acontecimiento deba tener lugar, dia que –desde ahora advierto– no podría ser el 26, porque en él tengo señalada ceremonia análoga en la universidad del membrete; pero sí, en cambio, uno en la primera o aun segunda semana de mayo.

Re-Muguerza. Hoy mismo escribiré a Benítez una carta tocando los registros que me parezcan más eficaces. De todos modos, el susodicho antes Rector y ahora Presidente no tardará demasiado en darse un garbeo por acá (y ya me extraña que todavía no lo haya hecho) con cuya oportunidad le hablaré personalmente del caso... y veremos.

Ayer vinieron por aquí los Marichal, con ocasión de que Juan hablaba, o mejor dicho, había hablado en un mítin de masas conmemorando la proclamación de la Segunda República Española al que mi espíritu de minoría selecta me impidió acudir; y también tuvimos la visita de Víctor Pradera y de Marra-López. Tan distinguida reunión no podía dejar de invocar repetidamente tu nombre y ocuparse de tu personalidad con encomio, admiración y afecto cuyas expresiones no he de repetirte, pues mal podría hacerlo sin herir tu natural modestia. En fin, se produjo el caso insólito de las llamadas 'buenas ausencias', quizás como resultado de que el paso del tiempo nos va corroyendo a todos poco a poco, disipando los impulsos agresivos que mantienen al mundo en marcha y preparándonos a bien morir, quizás como resultado de nuestro espíritu objetivo y justiciero, quizás como resultado del cariño que tú mereces a cada cual, quizás como resultado de todos esos factores combinados y juntos: el hecho es que el coro de alabanzas fue unánime y ardiente. ¡Qué raro!

Bueno, así es que pronto nos veremos. Recibe entre tanto un fuerte abrazo de

Ayala.-