Las cartas que mencionan el lugar

Marqués de Cubas, 6. Madrid

cartas 11 al 13 de 13
FECHA
04/04/1984
REMITENTE
Jaime Benítez
DESTINATARIOS/AS
Francisco Ayala
DESTINO
Marqués de Cubas, 6. Madrid
ORIGEN
S.l.
FICHA DESCRIPTIVA

[Carta mecanografiada]

DEPÓSITO DEL ORIGINAL
Fondo Jaime Benítez. Universidad de Puerto Rico

Carta de Jaime Benítez a Francisco Ayala (04/04/1984)

4 de abril de 1984

Don Francisco Ayala

Calle Marqués de Cubás #6

Madrid, España

Querido Paco:

Por razones que desconozco y que desearía se remediaran Recuerdos y Olvidos no ha llegado a las librerías de San Juan. Una de las consecuencias menos importantes es que los tres ejemplares que compré la última vez que estuve en Madrid hace tiempo desaparecieron de mi Biblioteca. Sólo subsiste –escondido– claro está, el que usted nos dedicó a Lulú y a mí y que alguien remitió equivocadamente al Profesor Alvarez, en Yale.

Lo cierto es que el relato de sus experiencias en Puerto Rico superan todo lo escrito hasta ahora sobre aquellos años tan significativos en la vida de nuestra Universidad.

Le incluyo copia de mi conferencia “El Ortega que Conocí” donde incluyo citas complementarias suyas y de Julián Marías. Comprenderá usted que conoce bien el recato escatológico que inhibe nuestra expresión en público, la violencia que hube de hacerme en el Ateneo de Ponce y en el Paraninfo de Manatí para leer sus referencias a la petaca del doctor Lavandero. Por otra parte, el público de ambos sitios comprendió y aplaudió mi denuedo.

Ahora que soy Profesor Emérito de la Universidad tengo una excelente oficina con secretaria y todo, en el Segundo Piso de la Biblioteca General, contrapuesta a la Sala Zenobia y Juan Ramón. Aludo a su admirado colega cuyo retrato, caminando meditabundo por las arcadas de la Torres, preside conjuntamente con el retrato en que acompaño a Don José en Aspen, Colorado, la sala donde dicto estas líneas. Los tres nos sentiríamos complacidos de que usted terciara en esa concurrencia.

Añado copia de mi artículo de hoy miércoles, “En la sombra de FDR y LMM” que inicia una serie sobre las grandes figuras en política y su longevidad en bien y mal.más allá de su aparente entierro. Aparte de dar clases en la Universidad Interamericana y de escribir una columna semanal en El Mundo y de dictar conferencias ad honorem en exceso, estoy por terminar en este mes la ordenación y notas del segundo volumen de las Memorias de Luis Muñoz Martín. No recuerdo si le he remitido el primer volumen.

Reciba un abrazo de,

Jaime Benítez

JB:cov

Anexos


FECHA
15/06/1988
REMITENTE
José M.ª Ferrater Mora
DESTINATARIOS/AS
Francisco Ayala
DESTINO
Marqués de Cubas, 6. Madrid
ORIGEN
1518 Willowbrook Lane, Villanova, PA. 19085
FICHA DESCRIPTIVA

[Carta mecanografiada con firma autógrafa y con membrete:] J. FERRATER MORA / 1518 WILLOWBROOK LANE, VILLANOVA, PA. 19085

DEPÓSITO DEL ORIGINAL
Fondo “Epistolario del Legado Ferrater Mora”. Universitat de Girona. Cátedra Ferrater Mora de Pensamiento Contemporáneo

Carta de José M.ª Ferrater Mora a Francisco Ayala (15/06/1988)

15 de junio, 1988

Sr. Francisco Ayala

Marques de Cubas, 6

Madrid

Querido amigo:

Acabo de enterarme de que has recibido –has sido "galardonado" como suelen decir los diarios– el Premio de las Letras Españolas. Bueno, ya era hora. La noticia me ha alegrado mucho y me apresuro a escribirte estas líneas para felicitarte muy sinceramente. Espero que te lleguen, y pronto, otros merecidos premios.

Aunque no nos hemos visto hace algún tiempo, no dejo de seguir en lo que puedo tus escritos. No sé si has visto algunos de los míos de los dos o tres últimos años, pero si no es así no te preocupes. A nuestra edad, con tanto libro como por ahí anda, no podemos estar al tanto de todo.

Repito mis parabienes. Un abrazo de tu amigo,

José María


FECHA
15/12/1992
REMITENTE
Luis A. Arocena
DESTINATARIOS/AS
Francisco Ayala
DESTINO
Marqués de Cubas, 6. Madrid
ORIGEN
Austin
FICHA DESCRIPTIVA

[Carta mecanografiada con firma autógrafa y con membrete:] Luis A. Arocena 

DEPÓSITO DEL ORIGINAL
Benson Latin American Collection, LLILAS Benson Latin American Studies and Collections, The University of Texas at Austin

Carta de Luis A. Arocena a Francisco Ayala (15/12/1992)

Austin, 15 de diciembre de 1992.

Don Francisco Ayala

Marqués de Cubas 6

Madrid. España.

Mi querido amigo:

Téngame por verdaderamente avergonzado. Mi deuda como corresponsal con Vd. monta tanto como la externa de este país. Recibí dos cordialísimas notas suyas, supe por la TV cómo mereció un afamado premio literario, por amigos comunes vine a saber también que estando en New York pasó por un serio problema de salud. Y a todo esto, mis cartas a que la amistad obligaba brillando por su ausencia. Perdóneme Ayala y créame que no es por desatención o falta de cordiales y fieles afectos que he incurrido en la vergüenza de que me acuso. Puesto a juicio podría intentar alguna defensa.

Como Vd. sabe, hace más de un año que estoy sometido a las imposiciones de un indeclinable cáncer hepático. A esta altura del proceso ellas me tienen ya convertido en la sombra de un sueño. Y no los por los efectos físicos. Lo que más me aflige es la pérdida de la memoria, el eclipse de la voluntad y la mengua del entendimiento, para figurarme en términos de psicología escolástica. No imagina Vd., querido Ayala, hasta qué punto se me han aflojado los resortes voluntariosos. Las más modestas de las decisiones domésticas me cuestan tomarlas Dios y su ayuda. Apenas me quedan señales del mundo como reprentación... [sic]

Le hago este desagradable recuento [sic] calamidades para que Vd. lo acepte como excusa, perdone mi agrafia y continúe dispensándome los beneficios de sus amistosos recuerdos. Como no he perdido todavía el hábito por la lectura, aprovecho mis largas estancias en la cama para darme ese gusto a pasto. Si le digo que he releído sus obras completas, los artículos y ensayos publicados posteriormente y los tomos de sus memorias, imaginará Vd. qué cerca he estado de su mundo y de sus cosas. ¡Cuánto hemos “convivido” y compartido en el curso de los años! ¡Y cuánto también se nos ha ido desvaneciendo poco a poco! No sé explicarme; pero me causa a la vez tristeza y emoción placentera esta revivencia fragmentaria y pasajera del pasado. Qué bueno lo de Machado ¿no?: “Y ha de morir conmigo el mundo mago...”

Amalia me encarga muy especialmente que lo salude de su parte. Lo hago bien a gusto porque sé cuánta cordialidad pone en ello su antigua vecina de Cerebrópolis.

Y Vd. querido Ayala, reciba un gran abrazo –que si ya no puede ser muy fuerte es por menos prolongado y cariñoso– de su cuate borincano.

Luis A. Arocena