Las cartas que mencionan el lugar

Av. de los Toreros 51. Madrid

cartas 1 al 2 de 2
FECHA
08/01/1960
REMITENTE
Francisco Ayala
DESTINATARIOS/AS
José Luis Cano
DESTINO
Av. de los Toreros 51. Madrid
ORIGEN
Nueva York
FICHA DESCRIPTIVA

[Carta mecanografiada con firma autógrafa]

DEPÓSITO DEL ORIGINAL
Biblioteca del Centro Cultural de la Generación del 27

Carta de Francisco Ayala a José Luis Cano (08/01/1960)

New York, 8 de enero de 1960

Mi querido Cano:

Mil gracias por su carta de 28 de diciembre pasado, y por la noticia que me da sobre la aparición en el número de febrero de Insula del artículo de la Sra. Maslow. Como usted comprenderá perfectamente, el público que más me interesa alcanzar es el de España; y ya que, por decisión de la imprevisible censura, el libro se está vendiendo ahí, hay que procurar que haga el mayor impacto posible. Que tiene capacidad para hacerlo, me consta por la reacción de muchas almas sensibles, que se sienten insultadas por su crueldad, o crudeza; en verdad, porque pega donde duele, como ciertos certeros puntapies. Es lo único que puede hacer uno –digo, ese uno que es el escritor– si acaso puede hacer algo; y creo que eso es más eficaz que la propaganda, y la política, de que se rien a carcajadas quienes de sus malas artes saben mucho más que uno.

Pienso ir a Madrid en Junio, bien a comienzos, para visitar Andalucía, que es mi tierra natal, pero de la que sólo conozco la ciudad de Granada, antes de que se eche encima el demasiado calor. Entonces, si no hay novedad que lo impida, nos veremos y podremos charlar con la amplitud que deseo.

El proyecto de revista espero que cuaje; pero no tengo prisa, ni voy a precipitar las cosas, que están marchando por sus pasos. A la edad que uno tiene, y después de las pasadas experiencias, no vale la pena de lanzarse a tal empresa si no es en condiciones de que tenga eficacia plena. Y creo que podremos llegar a ello. Esta es una de las tantas cosas sobre que hemos de conversar cuando yo vaya.

Cierto que Ricardo está muy refractario a regresar. Me parece que el año que viene va a irse a Texas, donde tiene una oferta. Pero el hombre está malhumorado, epistolarmente taciturno, de un pesimismo que sólo en términos metafísicos se justificaría, y a mí tampoco me escribe sino cuando ya no tiene más remedio. Desde el verano no lo he visto, pues en estas navidades no se ha dado por acá la vuelta que otros años se consintió. Espero, sí, encontrarlo antes de salir yo para Europa.

Termino, querido Cano, deseándole en el año que comienza las mismas cosas que para mí mismo deseo, y enviándole un gran abrazo.

Su amigo

Francisco Ayala.-


FECHA
29/04/1966
REMITENTE
Francisco Ayala
DESTINATARIOS/AS
José Luis Cano
DESTINO
Av. de los Toreros 51. Madrid
ORIGEN
Nueva York
FICHA DESCRIPTIVA

[Carta mecanografiada con firma autógrafa]

DEPÓSITO DEL ORIGINAL
Biblioteca del Centro Cultural de la Generación del 27

Carta de Francisco Ayala a José Luis Cano (29/04/1966)

29 de abril de 1956

Querido José Luis:

Recibo tu carta acusando recibo del artículito valleinclanesco. Yo en cambio no he recibido (y temo que no recibiré nunca) los números de Insula, pues si, como dice Canito, estoy en la lista desde este año, estamos terminando mayo [sic] y sus hojas no han florecido en mi balcón. No te molestes más, pues se ve que eso no tiene remedio.

Me alegro de que esté resuelto lo de tu viaje a Estados Unidos para octubre. Si lo hubieras organizado de manera que esos cuatro meses incluyeran las seis semanas de un curso de verano te resultaría más remunerador, pues la gira de conferencias, aunque sólo sean 20, es para reventar, y quizás no rinda tanto como de la otra manera hubieras podido sacar.

¿No te tienta lo de los Angeles? Esas universidades están pagando mucho mejor. Yo mismo he recibido y aceptado una oferta de la universidad de Chicago que me permitirá, entre otras ventajas, tener más libertad de movimientos y no estar constreñido a las vacaciones veraniegas. Empiezo en octubre.

A Marra vas a verlo poco más o menos cuando te llegue esta carta, pues está aquí, pero me parece que el domingo, o sea pasado mañana, piensa volar; de modo que él te contará de su vida y milagros mucho mejor y más ampliamente que yo pudiera hacerlo.

Ricardo, según me parece, está envuelto en trabajo y preocupaciones universitarias, y eso explica que no te haya escrito en estos dias, pero de seguro lo hará pronto. Respecto de esta zona, además de la consabida Casa Hispánica, probablemente surgirán otras posibilidades. En la Universidad de Nueva York son muy refractarios a oir conferencias, y menos a pagarlas. En los cuatro años que yo he estado aquí conseguí que hablaran Cela, la Matute y Murena, y este año Aranguren, y con éste último me han dado el disgusto de pagarle sólo $50 después de largas y agrias negociaciones. Hay una universidad de frailes en Brooklyn que ahora da algunas conferencias, y cuando se acerque el momento procuraré sugerirles tu nombre, con bastantes probabilidades de éxito. Respecto de la Universidad de Nueva York, de donde ya he dimitido, lo mejor sería que le escribieras a Rodrigo Molina, a quien conoces, diciéndole que vas a venir y que quisieras dar una conferencia, a condición de que te la paguen, el dia 11, 12 o 13 de octubre, que son las fechas disponibles para tí en Nueva York. Sobre todo esto podrá darte Marra sus impresiones frescas, pues acaba de hacer su correspondiente gira, y sabe mejor que yo.

Nada más por hoy. Seguimos las noticias de España en los periódicos de aquí con el natural interés. Yo espero estar ahí siquiera un par de semanas o tres en junio, pues para julio debo volver a Estados Unidos, de modo que entonces volveremos a tener ocasión de charlar de todo.

Un gran abrazo de

Ayala.-