Las cartas que mencionan el lugar

Nueva York

cartas 16 al 20 de 117
FECHA
10/09/1955
REMITENTE
Francisco Ayala
DESTINATARIOS/AS
Jaime Benítez
DESTINO
S.l.
ORIGEN
Nueva York
FICHA DESCRIPTIVA

[Carta mecanografiada con correcciones a mano, firma autógrafa y membrete:] UNIVERSIDAD DE PUERTO RICO / EDITORIAL UNIVERSITARIA / RIO PIEDRAS. PUERTO RICO

DEPÓSITO DEL ORIGINAL
Fondo Jaime Benítez. Universidad de Puerto Rico

Carta de Francisco Ayala a Jaime Benítez (10/09/1955)

New York, 10 de septiembre de 1955.

Sr. Jaime Benitez,

Rector de la Universidad de Puerto Rico.

Estimado Sr. Rector:

Siguiendo las instrucciones de su carta de fecha 30 de julio pasado, salí de Puerto Rico el dia 31 del mismo mes, a las 11,45 de la mañana, llegando a Miami a las 4 de la tarde. Permanecí en Miami, realizando gestiones consulares, hasta el 2 de agosto a las 5,30 de la tarde, en que me trasladé a la ciudad de México, donde llegué el mismo dia a las 10,45 de la noche. En esa ciudad llevé a cabo las gestiones encomendadas, que paso a reseñar:

1. Libro de Palés Matos. Si se hubiera tratado de mantener el formato y demás características de la colección Cultura y Cultivo, bastaba a mi juicio confiar la edición a cualquiera de las imprentas utilizadas hasta ahora; pero debiendo intentarse una presentación más lujosa, era imprescindible buscar a alguien que dirija la impresión, dando instrucciones a la imprenta y vigilando su ejecución exacta. Después de varias averiguaciones, he llegado a la conclusión de que sería conveniente encargar de ello al Sr. Max Aub, que está dispuesto a asumir la tarea, y que es persona de acreditada competencia en la materia. Nuestra Oficina de Compras, que ya tuvo tratos con él por recomendación de Juan Ramón Jiménez, puede encomendarle la confección del libro de Palés, si mi sugestión se acepta.

2. En los Talleres Gráficos de la Nación he revisado las pruebas y diseñado las cubiertas, portada, capitulares y cornisas de las Novelas y Cuentos de Voltaire, cuyas pruebas definitivas habrán llegado o estarán para llegar a las Oficinas de la Editorial.

3. En la Editorial Cultura entregué y dispuse la rápida composición de los apéndices para el libro de los discursos rectorales; compaginé y casi pude completar el nº 11 de La Torre, y procuré la aceleración de los otros trabajos en curso. El libro de Mesnard está detenido, a la espera de recibir corregidas las pruebas que nos enviaron.

4. Eché una última revisión al trabajo de imprenta para el libro de Gómez Acevedo, cuyas nuevas pruebas han de estar ya ahí, de acuerdo con mis instrucciones.

5. Encontré al Sr. Howard F. Cline, director de la Hispania Foundation de la Biblioteca del Congreso, quién me anunció que el próximo 29 de sept. se reunirá en Princeton el American Book Counsel, donde plateará el problema de los libros traducidos al español. Aprovechando mi presencia en esa Universidad, me invitará a concurrir para que presente nuestra labor, y cree fácil conseguir una resolución del consejo recomendando a Rockefeller Foundation que regale una imprenta a la Universidad para que pueda hacer sus ediciones en el pais, de acuerdo con lo que ya otra vez se había hablado y sugerido. Por supuesto, me mostré dispuesto y conforme.

6. El dia 25 de agosto, a las 5,30 de la mañana me trasladé a Oakland, llegando a las 11,45 de la noche. Desde el dia siguiente, me ocupé en Berkeley de preparar la exposición de nuestros libros regalados al Instituto de Literatura Iberoamericana. La exposición de [sic] hizo en las vitrinas de una oficina universitaria sobre la calle, lo que permitió que la viera el público general, y no sólo el universitario.

En la sesión de clausura del Congreso de Catedráticos de Literatura Iberoamericana formulé en representación de usted y a nombre de la Universidad de Puerto Rico la invitación oficial para que el 8º Congreso, que tendrá lugar en 1957, tenga como sede nuestra Universidad. La invitación fué aceptada por aclamación, designándose a don Federico de Onís para presidir ese Congreso. Las palabras con que fué acogida nuestra invitación evidenciaron la simpatía y el afecto general que en ese ambiente se siente hacia la obra de la Universidad de Puerto Rico.

A raíz de ese acto, tuvo lugar un banquete oficial ofrecido por la Universidad de California en Berkeley, y se me designó para hablar en último lugar, cerrando la ceremonia. Aproveché la oportunidad para presentar el esfuerzo realizado por nosotros en relación con los problemas del desarrollo del pais, y pienso que conseguí ofrecer información interesante y despertar el deseo de mejor conocimiento entre los presentes.

Creo, señor Rector, haber cumplido debidamente su encargo, y espero que apruebe mis gestiones.

Cordialmente suyo

Francisco Ayala.-

Francisco Ayala


FECHA
15/09/1955
REMITENTE
Francisco Ayala
DESTINATARIOS/AS
Jaime Benítez
DESTINO
S.l.
ORIGEN
Nueva York
FICHA DESCRIPTIVA

[Carta mecanografiada con firma autógrafa]

DEPÓSITO DEL ORIGINAL
Fondo Jaime Benítez. Universidad de Puerto Rico

Carta de Francisco Ayala a Jaime Benítez (15/09/1955)

Nueva York, 15 de septiembre, 1955.

Queridos amigos Lulú y Jaime:

Aunque todavía indirectas, ayer tuvimos por fin noticias de ustedes por conducto de algunos amigos que se decidieron a escribirnos; y así, cuando nos prometíamos ver aparecer a Lulú con la encantadora primogénita, nos enteramos de que el hígado –y no sólo el hígado sigue dando qué hacer.

Es poco lo que nos ha llegado de la nueva ofensiva, o porquería, en marcha. Por los antecedentes que tengo, puedo colegir cuales son las fuentes individualísimas; y me parece que están dando las últimas patinadas. Pero, claro está, ignoro los factores más importantes del juego y temo que por carta no va a haber quien me revele el secreto de esfinge, si es que hay tal, pues a lo mejor pasa como en el cuento de Oscar Wilde.

Ya sé que don Luis regresó, pero tampoco tengo mayores noticias de su viaje, sobre todo en la última fase, que como experiencia era la más interesante. Supongo que habrá presenciado corridas de toros y perfeccionado su técnica de espectador impasible e interesado en el espectáculo. Ojalá haya sacado de todo lo que ha visto buenas lecciones en diferentes órdenes de cosas.

Nosotros fuimos sólo una vez a los toros en Méjico; a Nina chica le gustó la corrida y sacó infinitas fotografías que todavía no hemos visto reveladas. En realidad, ella ha sido quien más fruto ha sacado de nuestro viaje. Ha fotografiado en colores innumerables edificios, ha establecido contacto con los ambientes profesionales, ha conversado con diversos arquitectos, ha visto proyectos, y como todo esto le gusta mucho, ha aprendido al tiempo mismo que gozaba, agregando asi una experiencia más a su formación. Ahora, todavía no ha regresado a la escuela, pues este año el semestre empieza muy tarde: el 29.

En cuanto a mí, ya he estado esta semana en Princeton, haciendo contacto con la gente de allí (no todavía con los estudiantes, sino con la gente del departamento y los jóvenes profesores que van a trabajar a mi lado). La impresión ha sido magnífica, pues me he encontrado por parte de todos la acogida más cordial. Hemos discutido el plan de trabajo, y pronto me dí cuenta de que esperaban, no sólo que dicte un curso, sino que organice y dé estructura a lo que hasta ahora ha venido siendo un proyecto vacilante y un tanto desflecado. Creo que puedo hacerlo, pues se trata de un tema que yo he trabajado bien y mucho durante años, y por otra parte no soy tan viejo como para poner mi vanidad y mis manias por encima de los intereses objetivos que se me confían; así es que tengo la esperanza de hacerles un trabajo útil, tanto más que, si no me engaña la primera impresión, contaré con la buen fe y mejor voluntad de los que han de ser mis colaboradores, sin lo cual poco podría hacerse en un semestre. Esta experiencia será muy buena para mí desde diversos ángulos; en realidad, es mi primer contacto verdadero con los americanos.

Ayer recibí una carta de Torres-Rioseco donde, en el tono jocoso que constituye su estilo personal, se lamenta de la impericia del fotógrafo a quien confió la tarea de inmortalizarnos ante los libros de la Editorial, y me envia unas películas (las mismas que yo incluyo en esta carta) como prueba del fracaso. Yo creo que no van a servir de nada, sobre todo por el retraso con que llegan; porque, mejores o peores, siempre hubiera podido hacerse algo con ellas si hubieran llegado antes. Por verguenza, no se las remitió directamente a usted como había quedado en hacer.

Incluyo también el informe reglamentario sobre mi viaje. El punto relativo a Cline debo complementarlo: ya he recibido la invitación oficial, y la designación de miembro de una mesa redonda sobre Latinoamérica; las reuniones son en Princeton, los dias 28 y 29 próximos. Me gustaría recibir de usted alguna directiva, o al menos su conformidad sobre que conviene obtener una recomendación en el sentido indicado, o qué si no.

Me ha llegado una postal de Bayón, muy eufórico, desde Santa Margarita, diciendo que su libro va por la pag.50. Por el tono, me doy cuenta de que no le envío usted mi feroz misiva. Más vale así. Después de todo, hay que tener indulgencia con los amigos y sus pequeñas desconsideraciones y egoismos, cuando hay tanto hijo del procomún suelto por ahí y dispuesto a amargarle la vida al lucero del alba.

Aunque de buena gana me pasaría horas y horas escribiéndoles, como las que solía pasarme bajo el palo de su casa charlando de lo divino y humano, y también de lo inhumano y de lo infrahumano, por carta no podría hacerlo sin demasiado cansancio de los lectores y del que escribe. Así, pongo punto, y me prometo reanudar el hilo cuando tenga respuesta de ustedes.

Un gran abrazo (familiar). Cordialmente les quiere

Ayala.-


FECHA
15/09/1955
REMITENTE
Francisco Ayala
DESTINATARIOS/AS
Arnaldo Orfila
DESTINO
Fondo de Cultura Económica
ORIGEN
Nueva York
FICHA DESCRIPTIVA

[Carta mecanografiada con firma autógrafa y con membrete:] FRANCISCO AYALA / UNIVERSIDAD DE PUERTO RICO/ PUERTO RICO

DEPÓSITO DEL ORIGINAL
Archivo Histórico del Fondo de Cultura Económica. Sección Autores, Expediente n.º 22

Carta de Francisco Ayala a Arnaldo Orfila (15/09/1955)

Nueva York, 15 de sept. 1955.

Querido Orfila:

De regreso ya aquí, después de la agradable vuelta por California, le envio a usted, con nuestros más cordiales saludos, la dirección de casa, en la esperanza de haya podido rescatar ese dinero que ahora va a hacernos mucha falta para matricular a mi hija. Ojalá que este encargo no le haya ocasionado demasiadas molestias. La dirección es:

35, Claremont Ave., NEW YORK, N.Y.

Anteayer, apenas llegados, apareció por aquí Raimundo Lida (a María Rosa la habíamos visto en Berkeley), y estuvimos charlando largamente con él. Por supuesto, le dijimos que habíamos estado juntos con usted últimamente. Lida se dispone a contraer nuevas nupcias antes de final de año. Estaba en Nueva York despidiendo a su madre, que había venido a pasar con ellos una temporada.

Bueno, querido amigo, reciba un abrazo muy cordial de

Ayala.-


FECHA
04/10/1955
REMITENTE
Francisco Ayala
DESTINATARIOS/AS
Arnaldo Orfila
DESTINO
Fondo de Cultura Económica
ORIGEN
Nueva York
FICHA DESCRIPTIVA

[Carta mecanografiada con firma autógrafa y con membrete:] FRANCISCO AYALA / UNIVERSIDAD DE PUERTO RICO/ PUERTO RICO

DEPÓSITO DEL ORIGINAL
Archivo Histórico del Fondo de Cultura Económica. Sección Autores, Expediente n.º 22

Carta de Francisco Ayala a Arnaldo Orfila (04/10/1955)

Nueva York, 4 octubre 1955.

Querido Orfila:

He aguardado todos estos dias para contestarle a usted en la esperanza de poder decirle algo positivo sobre el esperado giro; pero ¡ay! ésta es la fecha en que todavía no ha llegado ni noticia. Es increible, verdaderamente; y no tengo más recurso que pedirle a usted que vuelva a molestarse y no pierda la paciencia hasta conseguir que ese dinero llegue a mi poder. El trastorno que me han ocasionado los desgraciados ésos es bastante serio, y espero el cheque para atenuarlo en lo posible. ¿Para qué dar rienda suelta a la indignación?

Menos mal que, en cambio, he tenido en estos dias pasados la hermosa compensación del derrocamiento del régimen peronista. ¿Se acuerda de nuestra conversación al respecto? La alegría, por lo pronto, no hay quien nos la quite; y yo espero que todo evolucionará en un sentido positivo y favorable.

Abrazos de

Francisco Ayala.-


FECHA
28/10/1955
REMITENTE
Francisco Ayala
DESTINATARIOS/AS
Arnaldo Orfila
DESTINO
Fondo de Cultura Económica
ORIGEN
Nueva York
FICHA DESCRIPTIVA

[Carta mecanografiada con firma autógrafa y con membrete:] FRANCISCO AYALA / UNIVERSIDAD DE PUERTO RICO/ PUERTO RICO

DEPÓSITO DEL ORIGINAL
Archivo Histórico del Fondo de Cultura Económica. Sección Autores, Expediente n.º 22

Carta de Francisco Ayala a Arnaldo Orfila (28/10/1955)

Nueva York, 28 de oct., 1955

Mi querido Orfila:

Dos lineas para decirle que, por fín, llegó el ansiado cheque. ¿Necesitaré hacerle saber cuánto se lo agradezco? Sin usted y su mediación, eso hubiera caido en el pozo del olvido, con dos consecuencias a cuál más desagradables: la pérdida, y el rencor que –por mucho que uno razone- despierta eso hacia un pais que, como tal, pobre gente, no tiene la culpa de tales cosas.

¿Vé que bien va todo en nuestra Argentina? Y ¡qué gusto poder decir “nuestra”!

Saludos, y un gran abrazo de

Ayala.-