Qué decir de otro

El 22 de mayo de 1998, un jurado presidido por Fernando Lázaro Carreter, director de la Real Academia Española, concedía el premio Príncipe de Asturias de las Letras a Francisco Ayala.

En la última ronda de las votaciones, Ayala fue elegido por amplia mayoría; en cuanto se conoció el fallo, los periodistas acudieron a pedir opinión, como es habitual, a otros escritores, y, entre ellos, a la que se decía que había sido la otra gran candidata: Ana María Matute.

Su respuesta, compendio de frescura y generosidad, la caracteriza a la perfección:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>