Leer, traducir y estudiar conversando

 

El mes de febrero ha sido intenso y provechoso en la Fundación.

La primera semana, como es habitual, se reunió el grupo de las «Lecturas de Francisco Ayala», para conversar, en esta ocasión, sobre prensa y literatura. Ya el mes anterior se había leído un volumen recopilatorio de textos de escritores en periódicos, posteriores a 1975; el día 7 del corriente se leyó y se comentó otra antología, más histórica, pues recoge textos publicados a partir de 1900; y el próximo mes de marzo, también el día 7, cerraremos el ciclo dedicado a la prensa literaria con una sesión sobre En qué mundo vivimos, de Francisco Ayala, que andamos leyendo ahora.

 

La segunda semana del mes hubo otra reunión de lectores en Alcázar Genil, no menos instructiva y amena que la anterior, esta vez a cuenta del ciclo sobre literatura y traducción Qualis avis, talis cantus. Tras la mágica visita de Isabel García Adánez, esta segunda sesión del ciclo fue impartida por Pedro Pérez Prieto, autor de una reconocida versión en endecasílabos rimados de los sonetos de William Shakespeare. Esperamos hambrientos a Gabriel Hormaechea, que nos hablará sobre Rabelais y su Gargantúa y Pantagruel el próximo 21 de marzo.

 

Y, hablando de banquetes, cerramos las actividades del mes con un festín intelectual: el simposio internacional sobre Realidad. Revista de ideas, en el que, durante dos días, han concurrido profesores, estudiantes, lectores y  curiosos para dialogar con algunos de los mejores especialistas en literatura, filosofía e historia del siglo XX.

Como recordó Carolyn Richmond en la clausura del simposio, el espíritu de las actividades que la Fundación Francisco Ayala propone es el de mover a la reflexión y el conocimiento mediante la puesta en común, el intercambio y la discusión de las ideas; esto es, a través de la conversación.

 

Un comentario

  • Sepan cuantos esto leyeren que Carolyn Richmond, viuda de don Francisco y presidenta de honor de la Fundación, declaró solemnemente en la clausura del simposio, que, después de haber conocido a su marido, lo mejor que le ha ocurrido en la vida es el colaborar con este equipo formado por Rafa, Manolo, Teresa y Carolina. Grábese en mármol.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>