Hay lectores y lectores

El mes pasado, tras la lectura de Muertes de perro y la correspondiente tertulia, pudimos aportar aquí el informe de un censor que, a nuestro parecer, la había entendido bien: un lector atento.

Este mes hemos leído El fondo del vaso y, al reunirnos para comentarla, algunos preguntaron si no habría otro informe tan ajustado como el de la novela anterior.

¡Ah!, amigos: no todos los lectores son tan agudos como aquel. La solicitud para publicar El fondo del vaso en la colección El Libro de Bolsillo de Alianza Editorial se presentó en 1970, al año siguiente de la de Muertes de perro; pero en esta ocasión se encargó de elaborar el informe un lector que, la verdad, no se enteró de nada.

(Del Expediente 2828-70 (13 de marzo de 1970) en solicitud de Depósito de la obra El fondo del vaso, editada por Alianza. Sección de Ordenación Editorial, Dirección General de la Cultura Popular y Espectáculos, Ministerio de Información y Turismo. Archivo General de la Administración).

El caso es que hoy, al leer el informe, hay que agradecerle el desparpajo con que lo redacta y lo divertido que resulta el lío que se arma con los relativos y sus antecedentes, por no hablar de la libertad con la que teclea, cuarenta años antes de la era Whatsapp…

Un comentario

  • Esa tarde acudí a la tertulia casi por primera vez; el caso es que me había costado apreciar la novela, pero el debate me abrió los ojos; si puedo, en octubre no faltaré; alguien se comprometió a preparar unos textos de Ayala con protagonistas femeninas, lo cual (como diría el censor de El fondo del vaso) ya veremso en qué acaba.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>